Noticias

Equipo de voluntarios cumple 25 años de servicio en el Hospital Adventista de Sídney

Equipo de voluntarios cumple 25 años de servicio en el Hospital Adventista de Sídney

El Dr. Neil Orford posa con Ophelia, después de que la jovencita fuera operada del corazón. Ophelia es una de las pacientes de Fiyi que recibió una intervención gratuita que le salvó la vida. La cirugía estuvo a cargo de un equipo de voluntarios médicos del Hospital Adventista de Sídney [fotografías por cortesía de Operación Corazón Abierto]

En viaje reciente a Fiyi, llevan a cabo decenas de cirugías

November 29, 2011 | Silver Spring, Maryland, United States | Elizabeth Lechleitner/ANN

Cuatro "terribles" horas después de pasar por una complicada cirugía de válvula cardíaca, Ophelia, de doce años, sonríe.

Es posible palpar el entusiasmo del Dr. Neil Orford al ver la recuperación de Ophelia.
Orford es uno de los voluntarios de un equipo médico coordinado por el Hospital Adventista de Sídney, que hace poco llevó a cabo decenas de cirugías a pacientes de Fiyi.

"A pesar de mis veinte años de experiencia en cuidados intensivos, no puedo sino asombrarme de lo que sucede en estos viajes de Operación Corazón Abierto", dice Orford.

Desde que comenzó hace 25 años, Operación Corazón Abierto ha operado a más de 2.100 pacientes en doce países en vías de desarrollo del Pacífico Sur, Sudeste Asiático y África.

"Es muy especial ser parte de un equipo que puede ir, brindar esa compleja atención quirúrgica, y disfrutar de recompensas como la de Ophelia, que recibió válvulas cardíacas que de otra forma no habría recibido", dice Orford.

Los pacientes de Operación Corazón Abierto no podrían sobrevivir sin la atención que se les brinda. Sus familias no pueden pagar la cirugía, o bien viven en áreas remotas donde no existe atención médica. Muchos son niños que nacieron con defectos, como el caso de Ophelia.

El proyecto comenzó en 1986, después de que un enfermero de cuidados intensivos del Hospital Adventista de Sídney visitó Tonga y notó que una falta fundamental de tratamientos cardíacos. Pensó si se podría trasladar a los pacientes a Australia, pero resultó más económico trasladar a un equipo de voluntarios.

Desde entonces, más de 1.500 profesionales han colaborado como voluntarios en el proyecto. También han donado un total de 7,5 millones de dólares en concepto de viajes, alojamientos y gastos de equipos. Un viaje reciente a Papúa Nueva Guinea implicó el traslado de quince paletas de suministros que incluyen desde jeringas hasta equipos quirúrgicos especializados. Uno de esos viajes puede costar hasta 200.000 dólares. Además de las donaciones privadas, el proyecto se beneficia de decenas de partidarios corporativos.

En años recientes, el proyecto se ha expandido hasta incluir otras cirugías a menudo no disponibles, como reparación de labios leporinos, reconstrucción en caso de quemaduras y cirugía de ojos.

"La declaración de misión [del Hospital Adventista de Sídney] es 'Cristianismo en acción', y personalmente creo que esta es una de las maneras más grande de demostrarlo", dijo Michael Were, gerente de Atención Médico-Misionera del Hospital Adventista de Sídney.
Varios voluntarios de larga data han sido reconocidos por sus esfuerzos. Dos voluntarios que trabajaron en Fiyi recibieron la "Orden de Fiyi", y otros ocho recibieron la "Orden de Longu" de parte del gobierno de Papúa Nueva Guinea.

La próxima Operación Corazón Abierto ha sido planificada para Birmania a comienzos de 2012.

Regrese a la lista