Noticias

Se entrega condecoración a propulsor de importante campaña antitabaco

Se entrega condecoración a propulsor de importante campaña antitabaco

Denis Baird (derecha), reciba la Medalla de Distinción de Ministerios de Salud de la Asociación General del Dr. Peter Landless, director asociado de Ministerios de Salud de la Asociación General, en una ceremonia del pasado 17 de diciembre en Johannesburgo (Sudáfrica). Bridget, esposa de Baird, sostiene la condecoración.

Denis Baird, que ahora tiene 92 años, trabajó por muchos años como ministro adventista ...

January 10, 2012 | Johannesburg, South Africa | Ansel Oliver/ANN

Denis Baird, que ahora tiene 92 años, trabajó por muchos años como ministro adventista, además de lanzar lo que hoy es el Consejo Nacional Sudafricano en Contra del Tabaco, una organización que ayudó a que en la década de 1980, el país llegara a ser uno de los primeros en emitir una prohibición de fumar en las aerolíneas.

El mes pasado, la Iglesia Adventista mundial otorgó a Baird la Medalla de Distinción de los Ministerios de Salud de la Asociación General por su vida de servicio y promoción de la vida saludable.

“Se la merece. Denis fue un precursor. Antes de él, nadie trabajaba en el control del tabaco en Sudáfrica”, dijo el Dr. Yussuf Saloojee, director ejecutivo del Concilio Nacional Contral el Tabaco.

Muchos trabajadores de la salud dicen que la industria del tabaco tenía conexiones con el gobierno del apartheid, y que enfrentarla significaban muy pocas probabilidades de éxito. En 1967, Baird enfrentó a las compañías con un simple pedido: saber la cantidad de nicotina y alquitrán que contenían los cigarrillos.

Cuando las compañías se rehusaron a publicar la composición de los cigarrillos, Baird se contactó con lo que hoy es el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta (Georgia, Estados Unidos). Los funcionarios acordaron estudiar los cigarrillos y solicitaron doscientas muestras de cada marca de cigarrillos. Para preservar la integridad del estudio, necesitaban que fueran entregadas en forma personal.

Baird tomó un vuelo a Atlanta con su equipaje compuesto casi en su totalidad por cajetillas de cigarrillos. Mientras volaba, dice él, recuerda que no sintió dudas de cuál sería el resultado del estudio.

“Sentí que iba a funcionar. Teníamos indicios de que los cigarrillos de Sudáfrica eran sumamente peligrosos”. El índice de cáncer de pulmón en Sudáfrica era mucho más elevado que en otros países, dijo.

Meses después los resultados le dieron la razón. Los cigarrillos de Sudáfrica contenían más del doble de nicotina y alquitrán que la mayoría de los cigarrillos producidos en otros países.

Los resultados crearon un gran alboroto cuando fueron publicados en 1968 por el Dr. Harry Seftel, profesor de medicina de la Universidad de Witwatersrand (Johannesburgo), y cofundador del consejo con Baird.

Baird llevó a cabo esta tarea en adición a su labor como pastor de iglesia. También trabajó durante un tiempo como presidente de asociación en Rhodesia (ahora Zimbabue), y en la Asociación de Ciudad del Cabo (Sudáfrica).
Hoy día, unos 5,4 millones de personas fallecen cada año como resultado de enfermedades relacionadas con el Tabaco, y las proyecciones indican que esa cifra podría llegar a ocho millones para 2030, informan los directivos de salud de la iglesia.

En algunos países se fuma cada vez menos, como es el caso de los Estados Unidos y Australia. Pero el consumo de cigarrillos es cada vez mayor en muchos países en desarrollo, dicen los expertos.

“A menos que se intervenga a escala mayor, es improbable que estas estadísticas mejoren”, dijo el Dr. Peter Landless, director asociado de Ministerios de Salud de la Iglesia Adventista.

“Nunca se ganará la batalla a menos que se ayude a que los fumadores actuales dejen de fumar”, agregó Landless. “Es esencial e importante dedicarse a prevenir que las personas se inicien en el hábito, pero es igualmente importante ayudar a las personas a que lo abandonen, además de tratar de influir sobre las restricciones y el control del tabaco”.

En 2000, la Sociedad Estadounidense del Cáncer otorgó al Ministro de Salud de Sudáfrica el Premio Luther Terrey por su apoyo a la legislación en contra del tabaco. La sociedad dijo que la tasa de consumo en 1998 había caído un treinta por ciento desde 1991 como resultado de los esfuerzos del gobierno, que sirven de modelo para otros países de bajos ingresos que tienen que enfrentar a las tabacaleras.

“[Baird] es un modelo a seguir”, dijo Saloojee. “Su trabajo fue el que estableció los fundamentos de esta obra”.

Regrese a la lista