Noticias

El programa “The One Project” hace de Jesús el centro de la teología

Share |
El programa “The One Project” hace de Jesús el centro de la teología

Sam Leonor, capellán principal de la Universidad de La Sierra, en el encuentro de “The One Project”, en Seattle, el pasado 14 de febrero. Al referirse al Congreso de la Asociación General 1888 en Minneápolis, expresó: “De ese encuentro, los adventistas salieron enfocados otra vez en Jesús: crucificado, que vive y que volverá”. [fotografía: Delwin Finch]

Recopilación de 700 solicitantes de Jesús pasó de la reunión de cinco amigos en el 2010

February 17, 2012 | Seattle, Washington, United States | Ansel Oliver/ANN

El encuentro anual de “The One Project” tiene sus raíces en el diagnóstico de cáncer de Japhet De Oliveira en 2009, que él afirma fue un llamado a despertar.

Ante la amenaza de que su enfermedad se empeorara, De Oliveira se reunió en 2010 con un grupo de apoyo durante dos días en un hotel de Denver. Él y cuatro colegas pastores revelaron y examinaron cuestiones relacionadas con sus vidas. Ahora, con el cáncer en remisión, De Oliveira ha visto que ese pequeño grupo ha crecido hasta llegar a ser un encuentro anual de cientos de adventistas que buscan reconectarse con Jesús en su adoración personal y colectiva.

El encuentro de “The One Project” de este año, el pasado 13 y 14 de febrero reunió a más de setecientas personas en Seattle para dialogar sobre las aplicaciones prácticas del ministerio de Jesús en sus propias vidas, iglesias y comunidades. De Oliveira espera que sea un ambiente donde la gente pueda analizar con honestidad sus propias prioridades, examinar el centro del cristianismo, y promover a Jesús en la teología adventista.

Para algunos, es un lugar de desafiar y aun cuestionar las creencias propias.

“Estamos tratando de crear un lugar seguro para decir que Jesús es el centro de nuestra iglesia y que siempre lo ha sido”, dijo De Oliveira, capellán de misiones en la Universidad Andrews (Berrien Springs, Míchigan). Está buscando brindar apoyo a los que pueden estar frustrados con la iglesia.

“Amamos a nuestra iglesia. Realmente creo que Dios ha llamado a la Iglesia Adventista y estoy cansado de perder a la gente cuando nos esforzamos tanto por hacer que entren”, dijo.

“The One Project” tiene programas breves y extensas discusiones. De Oliveira dice que el formato del evento es resultado de su deseo de organizar un encuentro similar a la mejor parte de las numerosas conferencias a las que asiste cada año, e implica hablar con las personas de manera individual. En el medio del salón principal se arma un pequeño escenario y los oradores tienen veinte minutos para su presentación. Entonces se llevan a cabo cuarenta minutos de discusión en cada mesa sobre lo que expresó el orador.

“Voy a tantas conferencias y a tantos encuentros pero, la verdad, lo mejor es encontrarse con la gente durante el almuerzo”, dijo De Oliveira. “No queremos otro evento que esté lleno solamente de la programación”.

Este encuentro también carece de expositores. Los únicos que pueden participar son los editores.

“Al leer, la gente aprende, cambia y transforma su vida”, dijo De Oliveira.

Sam Leonor, capellán principal de la Universidad de La Sierra, destacó el encuentro de 1888 de la iglesia mundial en el Congreso de la Asociación General de Minneápolis (Minnesota, Estados Unidos), cuando los líderes analizaron la justificación por la fe. “De ese encuentro en 1888, los adventistas salieron con un enfoque renovado en Jesús: crucificado, vivo y próximo a venir”, dijo Leonor.

El Dr. David Kim, un médico clínico de Atlanta, dijo que el encuentro de “The One Project” tendría que haberse llevado a cabo mucho antes. “Crecí en un ambiente adventista legalista donde dominaban las tres ‘erres’: reglas, reglamentos y rituales. Pero faltaba la erre más grande del cristianismo: una relación con Jesús”.

El encuentro original de Denver en julio de 2010 reunió a los cinco pastores para actividades de apoyo mutuo y reflexión. De Oliveira admite que en cierto sentido “había perdido el rumbo”, y estaba enfocado en su éxito como pastor, sin atender lo suficiente a su familia y a su salud. “Solo leía la Biblia para preparar sermones”, dijo.

Los cinco originales eran De Oliveira; Leonor; Alex Bryan, pastor de la iglesia de la Universidad de Walla Walla; Tim Gillespie, pastor de jóvenes de la iglesia de Loma Linda; y Terry Swenson, capellán principal de la Universidad de Loma Linda.
“Fue una conversación real y honesta”, dijo De Oliveira. “Hubo lágrimas y también mucha oración. Dijimos: ‘hagamos esto al menos una vez al año’”.

El grupo acordó reunirse anualmente para enfocarse en Jesús. Cada uno invitó a amigos para un encuentro similar al año siguiente en Atlanta. Más de 170 personas se hicieron presentes.

Para ese encuentro 2001 en Atlanta, los participantes acaso no entendieron plenamente a qué asistirían, dijo De Oliveira. Se le pidió a cada uno que leyera los cuatro evangelios y el libro El Deseado de todas las gentes, de Elena G. White, una de las fundadoras de la iglesia. La invitación, entonces, fue simplemente: “Venga a tener un diálogo de dos días con Jesús”.

El diálogo continuará en unos meses en Australia y Dinamarca, y el año que viene en Chicago. Si desea más información, visite: the1project.org.

-- informe adicional de Bernadine Delafield y Suzanne Ocsai

Regrese a la lista