Noticias

Músico adventista recibe importante premio civil de Suecia

Músico adventista recibe importante premio civil de Suecia

El músico adventista Herbert Blomstedt (izquierda) fue condecorado la semana pasada con la Medalla Serafín de Suecia por sus contribuciones al ámbito musical y cultural de su país. En la fotografía, el veterano compositor acepta el Premio Weniger a la Excelencia en la iglesia adventista de la Universidad de Loma Linda, en enero pasado. [fotografía de archivo de Larry Becker]

"Medalla de Serafín" reconoce "contribuciones sobresalientes dentro de la música sueca"

June 21, 2012 | Stockholm, Sweden | Rainer Refsback/TED News/ANN staff

El veterano director de orquesta adventista Herbert Blomstedt recibió en su país natal un importante reconocimiento a su carrera.

Hace unos días, Blomstedt fue condecorado con la Medalla Serafín por el Rey Carl XVI Gustaf. El anuncio del palacio oficial del pasado 15 de junio expresó que fue reconocido por “sus contribuciones altamente destacadas a la música sueca”.

La medalla es uno de los honores civiles más importantes de ese país. Es un galardón entregado directamente por el rey, y reconoce “servicios distinguidos de naturaleza humanitaria o de beneficio general a la sociedad”, según la Corte Real Sueca.

“Por supuesto, me siento sumamente complacido”, dijo Blomstedt a la Unión Sueca de la Iglesia Adventista, y añadió que aunque suele minimizar los reconocimientos, esta vez es una excepción.

Blomstedt dirigió su primera presentación con la Orquesta Filarmónica Real en 1954. Durante su carrera, ocupó los cargos de director principal de la Orquesta Sinfónica de Norrköping, las orquestas Sinfónica de la Radio Danesa y Sinfónica de la Radio Sueca, la Dresdner Staatskapelle y la Orquesta Sinfónica de San Francisco.

A lo largo de los años, Blomstedt ha contribuido generosamente al ámbito musical de la Iglesia Adventista, así como a su sistema de educación. Blomstedt también hizo uso de la atención pública que recibió para compartir su fe en Dios.

“Conocemos personalmente a Herbert y también sabemos que siempre ha visto la música como un medio de dar gloria a Dios y como un testimonio de la gracia y majestad de nuestro Creador”, dijo Bertil Wiklander, presidente de la División Transeuropea de la Iglesia Adventista.

“Más de una vez, él ha testificado de que el secreto de su éxito es su fe cristiana y, en particular, la bendición del sábado, que le ha proporcionado descanso y recreación”, dijo Wiklander.

Blomstedt no pudo asistir a la ceremonia de entrega de la medalla el pasado 15 de junio en el Palacio Real de Estocolmo debido a un compromiso musical previo. El anciano de 85 años se mantiene activo en la profesión.

En septiembre, Blomstedt dirigirá el concierto final del Festival del Mar Báltico en Estocolmo.

Regrese a la lista