Noticias

En Interamérica, líderes y docentes se comprometen a discipular a los niños

Share |
En Interamérica, líderes y docentes se comprometen a discipular a los niños

Linda Koh, directora de Ministerios del Niño de la iglesia mundial (izquierda), ora el mes pasado con otros líderes del ministerio en la Convención de Líderes de Ministerios del Niño en High Springs (Florida, Estados Unidos). Cientos de líderes y docentes de Interamérica se comprometieron nuevamente a discipular a los niños, una prioridad para la región. [fotografía: Libna Stevens]

"Invertir hoy en la" iglesia de la mañana ", director de Ministerios del Niño dice

August 03, 2012 | High Springs, Florida, United States | Libna Stevens/IAD/ANN staff

Llegaron desde cientos de iglesias y congregaciones adventistas de toda Interamérica con un propósito común: adquirir nuevas habilidades de manera de guiar a los niños hacia una vida de discipulado.

La primera Convención de Líderes de Ministerios del Niño de la División Interamericana reunió el mes pasado a más de quinientos líderes y docentes en el campamento adventista Kulaqua, en Florida (Estados Unidos). El histórico evento les dio la oportunidad de comprometerse nuevamente con la obra de llevar a los niños a un contacto más estrecho con Cristo.

“Queremos que ustedes lleguen a ser auténticos discípulos de Jesús para que sean modelos de la clase de discípulos que Jesús necesita que lleguen a ser sus hijos”, dijo Dinorah Rivera, directora de Ministerios del Niño de la iglesia en el territorio y organizadora del evento.

“Si queremos una iglesia mañana, necesitamos invertir hoy en los que esperamos que sean l iglesia del mañana”, dijo Rivera. Una de las claves de retención de miembros se encuentra en la efectividad de los Ministerios del Niño en el hogar y la iglesia, añadió.

Las principales líderes concuerdan, y explican que fortalecer a los niños y los jóvenes de la iglesia es una prioridad para la iglesia.

“Queremos que cada niño que ingrese a la Iglesia Adventista experimente el gozo y descubra el amor y la gracia de Dios mediante el liderazgo espiritual de los líderes y los maestros”, dijo Israel Leito, presidente de la iglesia en Interamérica.

Los asistentes participaron en decenas de seminarios sobre liderazgo efectivo, salud infantil, desarrollo espiritual, tecnología y psicología, entre otros.

Linda Koh, directora de Ministerios del Niño de la iglesia mundial, habló ante los cientos de líderes y docentes sobre los gigantes espirituales que pueden cargar a los niños frente a los desafíos de la vida.

“Cómo líderes de ministerios del niño, necesitamos llegar a discipular de manera efectiva a los niños y animarlos, capacitarlos y equipar a los padres y las familias para que puedan guiar a los niños y brindarles la clase de iglesias que les den el apoyo que necesitan para crecer”, dijo Koh. De conformidad con el lema de la convención, “A tono con Jesús”, Koh desafío a los líderes para que sean modelos de honestidad y de una relación cercana con Cristo.

“Estamos aquí porque creemos en este ministerio y en esta obra con toda nuestra fuerza, para alimentar espiritualmente a nuestros niños”, dijo Mari Ruth Murillo quien, junto con cincuenta de sus colegas, viajó desde la Unión del Sur de México de la iglesia, de la que es directora del ministerio.

Loraine Bernal, directora de Ministerios del Niño de la iglesia en Jamaica, dijo que dejó la convención con el convencimiento de que se necesitan cambiar los métodos de conectarse y discipular a los niños.

“Estamos compitiendo con tantas distracciones que cautivan la mente de nuestros niños, como por ejemplos los videojuegos, la televisión, los hogares disfuncionales y la adicción a la comida. Como líderes, tenemos que pensar de manera innovadora si no queremos perder oportunidades de transmitirles a Jesús”, dijo Bernal.

Bernal se mostró particularmente feliz de ver durante el evento mejores maneras de alcanzar a los niños con un estilo de vida saludable. En Jamaica, la promoción de la nutrición y la salud ha hallado eco en la sociedad, cuyos niños están plagados por afecciones como la obesidad y las enfermedades relacionadas con el estilo de vida, dijo.

Este año, Bernal ya ha organizado varias ferias de salud que buscan educar a los niños de la iglesia y la comunidad para que coman bien, hagan ejercicio y hagan frente a las cuestiones que pueden afectarles la salud.

“Tomamos muy en serio la salud de nuestros niños”, dijo Bernal, que está trabajando con el sistema de educación pública de Jamaica para comenzar una serie de actividades de salud y nutrición para los estudiantes en los próximos meses. “Alcanzar a los niños de la comunidad es parte de la tarea de edificar también una mejor iglesia”, añadió Bernal.

Vianka Méndez, directora de Ministerios del Niño de la iglesia en la región metropolitana de la Ciudad de Guatemala, asistió a las presentaciones por parte de un equipo de expertos de la Universidad de Loma Linda, una institución adventista de California, sobre el efecto de los desastres naturales en los niños.

“Jamás me había dado cuenta de cuán vulnerables pueden ser los niños después de una catástrofe, y la búsqueda de señales simples y más profundas podría ayudar a protegerlos de que se vean más afectados”, dijo Méndez.

“Nuestro país se ve afectado por catástrofes naturales casi todos los años. Tenemos que estar atentos para aplicar técnicas que ayuden a los niños a vencer el trauma y los ayuden durante ese proceso”, dijo, indicando que la tarea podría ser coordinada mediante un trabajo asociado entre las iglesias y los profesionales de la comunidad.

La convención entusiasmó a Rivera. También se mostró agradecida en su labor continua por capacitar a los líderes y docentes de Ministerios del Niño, quienes sienten gran pasión por los cientos de miles de niños que se ponen en contacto con la Iglesia Adventista en Interamérica.

“Sueño con una iglesia que no solo enseñe a los niños como estar ‘A tono con Jesús’, sino que viva en un constante discipulado y salga a satisfacer las necesidades de la comunidad”, expresó.

Regrese a la lista