Noticias

Congreso de jóvenes en el Pacífico Sur promueve aspectos prácticos de la fe

Congreso de jóvenes en el Pacífico Sur promueve aspectos prácticos de la fe

Los participantes del congreso de jóvenes marchan en Brisbane el 3 de enero pasado como parte de un llamado a luchar contra el hambre en todo el mundo. Durante el congreso, los jóvenes también recolectaron latas de comida entre los residentes de la zona. [fotografía: Vanessa Pereira]

January 08, 2013 | Brisbane, Queensland, Australia | Nathan Brown/SPD/ANN

La semana pasada, jóvenes de todo el Pacífico Sur recibieron la comisión de compartir su fe y cambiar el mundo durante un congreso de jóvenes. El pasado viernes de mañana, más de mil cien jóvenes respondieron a un llamado para comprometerse, recomprometerse y reenfocar sus vidas en Cristo y su misión, a lo que siguió un día de adoración, comisionado y celebraciones.

“La actividad de comisionado fue un punto destacado, dado que involucró a todos los líderes y los jóvenes en la misión de la iglesia de cambiar al mundo”, dijo Nick Kross, director de Ministerios Jóvenes de la Iglesia Adventista en la División del Pacífico Sur. “Hay tantos jóvenes que expresaron su gratitud y placer por lo que han experimentado y por las tareas en las que se han involucrado aquí, que para los líderes ha sido muy gratificante”.

El congreso de jóvenes, que se lleva a cabo cada ocho años, reunió jóvenes y líderes de catorce países del 1 al 6 de enero pasado en el Centro de Convenciones de Watson Park. Los delegados participaron de cultos, talleres y actividades de servicio a la comunidad.

El principal orador del evento fue Sam Leonor, capellán de la Universidad de La Sierra, una institución adventista de educación superior de California (Estados Unidos). Leonor desafió a los participantes para que no solo sean discípulos de Jesús sino también apóstoles. “Espero que estos jóvenes vean el contexto local como un lugar donde Dios los ha puesto para hacer algo realmente grande”, dijo. “Pero también espero que vean que cuando adoramos juntos a Dios y actuamos juntos, podemos cambiar el mundo.

“Este evento ha representado una gran ‘porción’ de la iglesia”, añadió Leonor. “Hemos tenido tantas clases diferentes de jóvenes y culturas representadas que creo yo que eso encierra cierta santidad. Es bueno que todos estos jóvenes miren a su alrededor y vean qué es realmente la iglesia. Vivir una semana juntos como la iglesia tiene que ser algo que realmente los capacite y les dé poder”.

Los más de mil participantes del congreso trabajaron juntos una vez más en la última tarde del congreso, en la que escribieron toda la Biblia a mano durante unas dos horas. Esas páginas serán encuadernadas como un recordatorio del congreso. “Los presentes realmente se involucraron en la tarea; fue un gran logro de este congreso”, dijo Kross. “Nos hemos enfocado en la Palabra de Dios y esta fue una manera de enfatizar esto y hacer que nuestros jóvenes participen”.

Junto con la actividad de comisionado, Kross dijo que otro punto destacado fue la marcha contra el hambre en el mundo. Después de un sermón basado en Amós 5:24 a cargo de Joanna Darby, el evento fue testigo de una inundación de participantes de camisas azules que el pasado 3 de enero ingresaron a la ciudad misma de Brisbane, marchando desde la Plaza King George hasta los Jardines Botánicos de la ciudad para hacer un llamado a una mayor acción para combatir este flagelo en todo el mundo.

“Es significativo que podamos conseguir que semejante número de jóvenes se pronuncie sobre algo que los trasciende”, dijo Kross. “Esto significa prensar como un contribuyente y un siervo de otras personas, antes que actuar como un mero consumidor”.

Los delegados también llevaron a cabo un “almuerzo de pobreza”, en el que pasaron por algo la comida usual para identificarse con los hambrientos del mundo. También recolectaron 10.000 dólares para la obra que lleva a cabo la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) para luchar contra el hambre. Entregaron entonces el cheque a Jonathan Duffy, presidente de ADRA Internacional, junto con una fotografía donde se acompaña una petición que apoya la obra que realiza esta agencia humanitaria.

Grupos de jóvenes del congreso también trabajaron en los suburbios en el norte de la ciudad de Brisbane donde recolectaron más de 3 500 latas de comida para que ADRA las utilice en la misma ciudad. “Para estas agencias que trabajan para ayudar a los individuos y familias necesitadas, esta es una época crítica del año”, dijo Matthew Siliga, coordinador de las actividades comunitarias del congreso de jóvenes.

Con la compañía de una escolta policial, la marcha de los participantes al congreso detuvo el tráfico y fue disparadora de muchos diálogos con los transeúntes, que querían saber quién era este grupo y qué estaban haciendo.

“En cierto momento, me detuvo y miré para atrás a los que venían marchando. Cuando vi que se extendían por casi un kilómetro, y al ver a todos esos jóvenes con estandartes y banderas, me sentí orgulloso de nuestros jóvenes y de lo que están haciendo”, dijo Kross.

Regrese a la lista