Noticias

En el sur de México, sigue creciendo la libertad religiosa a pesar de la intolerancia

Share |
En el sur de México, sigue creciendo la libertad religiosa a pesar de la intolerancia

Más de 25 mil personas asistieron el sábado 24 de marzo pasado al “Festival de la amistad y la libertad religiosa” en el Estadio Víctor Manuel Rayna, en Tuxtla Gutiérrez (Chiapas, México). Esta fue la celebración más grande de su clase en una región donde se ha perseguido a miles de protestantes por su fe. [fotografías por cortesía de la CMUM]

Festival de libertad religiosa celebra los progresos de los últimos años

April 02, 2013 | Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, Mexico | IAD/ANN staff

Un festival de libertad religiosa a gran escala en el estado de Chiapas, en el sur de México, pone énfasis en la manera en que la libertad de conciencia sigue mejorando en esta región, que posee una historia de persecuciones contra algunas religiones.

El “Festival de la amistad y la libertad religiosa” del pasado sábado reunió a más de 25 mil personas en el Estadio Víctor Manuel Rayna, en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez. El evento también fue transmitido por la radio por Internet.

“El pueblo de Chiapas sabe lo que significa la persecución religiosa; conocen los costos de seguir los dictados de la conciencia”, dijo John Graz, secretario general de la Asociación Internacional de Libertad Religiosa (IRLA). “Nos sentimos agradecidos por el progreso de la libertad religiosa, por la cual la gente puede escoger libremente su fe”.

Graz dijo más tarde que el evento fue llevado a cabo para agradecer al estado de Chiapas, a su gobernador y a las autoridades estatales por la libertad religiosa.

Afirmó asimismo que el evento fue la más grande celebración de esa naturaleza en la región.

Los incidentes de intolerancia hacia los que no profesan la religión católica, que es dominante en la región, han declinado abruptamente en los últimos años. Hasta hace solo una década, la región aún era conocida por la persecución de los protestantes.

En 2008, ANN visitó congregaciones cuyos vecinos no permitían la construcción ya autorizada de templos. En otras zonas del estado, en ocasiones se destruían las propiedades o los creyentes protestantes eran puestos en prisión por dejar el catolicismo.

En 2011, la IRLA organizó un foro en Chiapas que reunió a seiscientas personas, incluidos pastores, laicos y funcionarios del gobierno. En ese evento, funcionarios del estado y de la nación dijeron que se acababan de sancionar leyes que garantizaban la libertad religiosa y que pronto se introduciría el reconocimiento y la implementación plenas.

En el festival del sábado, Ted N. C. Wilson, presidente de la Iglesia Adventista mundial, ofreció públicamente su agradecimiento personal al alcalde de Tuxtla Gutiérrez por permitir que los organizadores del evento pudieran llevar a cabo la ceremonia en la ciudad.

“Nos sentimos tan agradecidos a las autoridades del gobierno y a todas las personas de buena voluntad por la libertad religiosa que ustedes disfrutan”, dijo Wilson. “Dios nos pide no solo en Chiapas sino en todo el mundo que promovamos y fomentemos la libertad de conciencia”.

En el estado de Chiapas hay 218 mil miembros adventistas. El año pasado, la Iglesia Adventista de México creó una quinta unión administrativa en el país: la Unión Misión Mexicana de Chiapas, que busca atender y responder a las necesidades del número creciente de feligreses.

Regrese a la lista