Noticias

Tesorero dice que en Norteamérica, los diezmos se incrementaron 1 por ciento, y 4,4 en otras regiones

Share |
Tesorero dice que en Norteamérica, los diezmos se incrementaron 1 por ciento, y 4,4 en otras regiones

Robert E. Lemon, tesorero de la Iglesia Adventista mundial informa a los delegados al Concilio de Primavera que en 2012 la iglesia recibió alrededor de 1 400 millones de dólares en diezmos. Los informes financieros de la víspera también revelaron una nueva estructura de financiamiento para el servicio de auditoría de la iglesia, dado que las organizaciones pagarán una parte de sus auditorías. [fotografía: Brandan Roberts]

April 16, 2013 | Battle Creek, Michigan, United States | Elizabeth Lechleitner/ANN

En 1899, la incipiente Iglesia Adventista tenía solo 55,33 dólares en una cuenta de banco de aquí de Battle Creek. Dos años después, el panorama financiero había empeorado: La iglesia tenía deudas por unos 40.000 dólares. La crisis fiscal hizo que los primeros adventistas reorganizaran las prioridades de la iglesia a comienzos del siglo XX.

En el día de ayer, los delegados al Concilio Anual escucharon un informe bastante más optimista sobre la posición financiera de la iglesia, lo que es un testamento de la fidelidad de los miembros en todo el mundo y el uso prudente de los fondos en los diversos niveles de la iglesia, afirmaron los directivos financieros de la iglesia.

Los diezmos devuelto a la División Norteamericana en 2012 se incrementaron alrededor de uno por ciento en comparación con 2011, sumando 933 millones de dólares. Los diezmos de las demás divisiones se incrementaron un 4,4 por ciento, lo que significa un total de 1.400 millones de la misma moneda.

Las ofrendas para la misión fuera de Norteamérica también aumentaron, llegando a unos 60 millones de dólares, un incremento del 6 por ciento en comparación con el año anterior. Por su parte, las ofrendas misioneras en Norteamérica disminuyeron un 2,6 por ciento, llegando a casi 23 millones de dólares.

“Hemos visto un tremendo incremento de las ofrendas misioneras en otras divisiones fuera de Norteamérica”, dijo Robert E. Lemon, el tesorero de la Iglesia Adventista mundial, a ANN. “Pero quiero señalar que en Norteamérica, las iglesias locales a menudo dan para muchos proyectos con forma directa, o sus miembros participant de viajes misioneros. Estos actos misioneros no son contabilizados”.

Los delegados al Concilio Anual también se informaron ayer sobre recomendaciones iniciales para asignar un suplemento presupuestario por casi 14 millones de dólares.

“La bendición del Señor ha sido evidente en las contribuciones y en la administración de la iglesia”, dijo  Juan Prestol, subtesorero de la Iglesia Adventista mundial. “Alabamos al Señor por ello”.

Los delegados votaron aprobar una de las asignaciones por 300 mil dólares, que serán destinados a Sudán Sur. Desde que el país se dividió en 2011, la mayoría de la población adventista se ha pasado a ese nuevo país, donde la mayoría de la población es cristiana. La asignación de la sede central de la Iglesia Adventista financiará las tan necesarias obras de infraestructura para la iglesia del lugar y terminará de pagar algunas de las instalaciones existentes en las ciudades de Juba y Malakal.

Los delegados también aprobaron una asignación suplementaria del presupuesto por 7 millones de dólares, para el Servicio de Auditoría de la Asociación General (GCAS), a medida que va introduciendo una nueva estructura de financiamiento. A partir de enero, una parte de las auditorías será financiada por las organizaciones auditadas. Después de cuatro años, el financiamiento del departamento será pagado por las instituciones en un 80 por ciento, y el 20 restante por las asociaciones, uniones y divisiones, dijo Lemon.

Los delegados también se interiorizaron sobre la situación de Hope Channel, la red televisiva oficial de la Iglesia Adventista. Prestol destacó que Hope Channel necesitará de aproximadamente 8 millones de dólares más de lo que se ha presupuestado actualmente si quiere seguir brindando la cobertura satelital actual hasta el año 2020. Se espera que el tema sea estudiado más a fondo en los próximos meses antes de que se les pida a los delegados que voten alguna resolución, añadió Prestol. De aprobarse, el financiamiento provendría del así llamado “diezmo extraordinario”, que fue un pago único de diezmos por 102 millones de dólares que recibió la Iglesia Adventista en 2007.

Después del informe de los directivos del área de tesorería de la iglesia, el auditor externo Jim Nyquist, socio de la compañía Maner Costerisan & Ellis, felicitó a la Iglesia Adventista por la calidad de sus registros contables. Nyquist destacó que los balances auditados presentados al Concilio de Primavera cubren las operaciones y asignaciones que administra la sede central de la iglesia.

La Junta Directiva ha acordado que sería impráctico tratar de consolidar la información financiera de todas las divisiones e instituciones del mundo que están afiliadas directamente con la sede central de la iglesia. Un delegado, que también reconoció que no sería práctico presentar una declaración auditada consolidada, preguntó por qué no estaban disponibles los balances auditados por separado de las trece divisiones mundiales de la denominación.

Lemon concordó en que sería útil tener una mirada más abarcadora.

En efecto, Lemon indicó que la tesorería ya está planificando presentar un informe abarcador de diez años de las trece divisiones mundiales y sus instituciones en el Concilio Anual de octubre próximo.

Regrese a la lista