Noticias

Se pide a las juntas de las casas editoras de Norteamérica que analicen fusionarse

Se pide a las juntas de las casas editoras de Norteamérica que analicen fusionarse

La Pacific Press Publishing Association se encuentra en Nampa (Idaho, Estados Unidos). [fotografías de archivo de ANN]

La Review & Herald y la Pacific Press analizarán propuestas

June 20, 2013 | Silver Spring, Maryland, United States | General Conference Administration

El miércoles 19 de junio de 2013, las administraciones de la Asociación General y de la División Norteamericana reenviaron a las juntas de la Pacific Press Publishing Association y de la Review and Herald Publishing Association una solicitud para que las dos organizaciones analicen fusionarse en un futuro cercano.

La propuesta tiene lugar en respuesta a los análisis de los administradores de la iglesia del ambiente y misión actuales del área de publicaciones, además de los sistemas de distribución relacionados. Se basa en el trabajo de varias comisiones y grupos que durante los últimos años han estudiado los desafíos y oportunidades producto de los rápidos cambios tecnológicos en el área así como los cambios en la forma en que la sociedad accede a la información.

Las juntas de ambas instituciones se reunieron por separado el miércoles por la noche, y cada una de ellas, por una abrumadora mayoría de votos, expresó el acuerdo de considerar una propuesta de fusión que aún tiene que ser desarrollada. Asimismo, cada junta autorizó a su presidente a representar a la institución en un grupo de trabajo cuya tarea será desarrollar una propuesta detallada de fusión para ser analizada en el futuro por parte de las juntas y todos los entes involucrados.

Ted N. C. Wilson, presidente de la Asociación General de los Adventistas del Séptimo Día, afirmó que “la publicación y distribución de materiales para el avance de la proclamación del evangelio sigue siendo una parte vital e integral del programa mundial de evangelismo y testificación de la iglesia. Creemos que la restructuración de estas dos instituciones de la Asociación General puede servir en forma aún más efectiva a las necesidades futuras de la iglesia, en especial en Norteamérica pero también con una asistencial más general al mundo con contenidos impresos y digitales que tengan correlación con la información en otras plataformas de medios”.

La Review and Herald Publishing Association, ubicada en Hagerstown (Maryland, Estados Unidos), y la Pacific Press Publishing Association, ubicada en Nampa (Idaho, Estados Unidos), han estado operando como instituciones de la Asociación General. Las dos casas editoras sirven a la Asociación General, la Iglesia Adventista mundial y, de manera más específica, a la División Norteamericana, ya que derivan la gran mayoría de sus recursos operativos de servicios a los miembros de iglesia y organizaciones denominacionales de Norteamérica.

La propuesta enviada a las respectivas juntas, por medio de sus presidentes, solicita no solo que se considere la fusión de las dos instituciones sino que también se transfiera la identidad de estas entidades, para que pasen de ser patrocinadas por la Asociación General a la División Norteamericana.

La combinación de la resctructuración concebida en la solicitud a las juntas incluye por lo tanto dos conceptos principales, con la expectative de que ambos sean considerados e implementados en su conjunto. La propuesta anticipa:

• Colocar tanto a la Pacific Press Publishing Association como a la Review and Herald Publishing Association en el camino de una fusión como una sola casa editora que sirva al territorio de la División Norteamericana, así como las necesidades de la Asociación General.
• Restructurar el gobierno de la casa editora, para que pase de un modelo basado en la Asociación General y su junta de directores a otro basado en la División Norteamericana y su junta de directores.

Durante los últimos dos años, la División Norteamericana ha estado desarrollando un enfoque abarcador para todas las formas del ministerio de medios. “La preparación y el uso de los materiales impresos por parte de los miembros de iglesia, por las iniciativas de testificación patrocinadas por la iglesia, y como un adjunto de los programas en otras plataformas de medios es un componente destacado de esta estrategia”, dijo Dan Jackson, presidente de la División Norteamericana. “Una casa editora estrechamente vinculada con la infraestructura de la iglesia e íntimamente involucrada con la planificación, la implementación y la coordinación de programas de testificación y discipulado es un componente clave para lograr nuestros objetivos misioneros”.

Ninguna de las casas editoras recibe asignaciones financieras de parte de la Asociación General o de la División Norteamericana. Ambas casas publicadores disfrutan actualmente de ganancias operativas. Históricamente, la Iglesia Adventista ha administrado varias casas editoras en Norteamérica. Cada una tiene que tomar importantes decisiones en relación con su visión para el futuro y la inversión de capital, de manera de mantener su funcionamiento eficiente en los procesos de publicación e impresión. Tales decisiones tendrán un impacto de amplio alcance. A la luz del actual excedente de capacidad de producción, se cree ventajoso que las dos organizaciones planifiquen para el futuro como una unidad antes que en forma separada, y que estén directamente conectadas al sistema de distribución motivado por la misión que posee la División Norteamericana.

Una presentación llevada a cabo ante las dos juntas muestra un bosquejo de diseño de un futuro positivo y orientado a la misión para el ministerio de publicaciones de la iglesia en Norteamérica. “Es una estrategia en respuesta a las realidades del siglo XXI”, dijo Dale Galusha, presidente de la Pacific Press Publishing Association. Mark Thomas, presidente de la Review and Herald Publishing Association, añadió: “Las casas editoras comerciales y privadas hoy están hallando necesario rediseñar sus planes de negocios. Necesitamos mostrarnos proactivos para enfrentar el ambiente tan cambiante del trabajo editorial”.

El paso siguiente será que un grupo de trabajo con representación de la Asociación General, la División Norteamericana y cada una de las casas editoras prepare un plan para la fusión. Se espera que ese equipo presente un informe a las juntas hacia fines de septiembre de este año. Cada junta tendrá entonces la oportunidad de determinar su respuesta a la propuesta de fusión.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día opera 63 casas editoras en todo el mundo, cada una de las cuales funciona bajo su propia junta de gobierno. La Review and Herald Publishing Association es la sucesora de la primera casa editora, la Seventh-day Adventist Publishing Association, registrada en 1861. La Pacific Adventist Publishing Association, establecida en California, fue organizada en 1875. En 1904 recibió el nuevo nombre de Pacific Press Publishing Association. Una tercera casa editora patrocinada por la Asociación General, la Southern Publishing Association, se fusionó con la Review and Herald Publishing Association en 1980.

La administración de la Asociación General pide que los miembros de iglesia oren por la conducción divina sobre los líderes de la iglesia y las juntas de las casas editoras, para que lo que se lleve a cabo en este sentido resulte en el programa de publicaciones de evangelización impresas y digitales más efectivo a la hora de proclamar los mensajes de los tres ángeles, contribuir con el progreso de la obra de Dios por medio de su poder, y apresurar la segunda venida de Cristo.

Regrese a la lista