Noticias

En Serbia, los jóvenes adventistas enfatizan el trabajo comunitario y la fe

El congreso ‘El poder de uno’ reúne tres mil jóvenes que ponen énfasis en el cristianismo práctico y las luchas de los jóvenes

August 06, 2013 | Silver Spring, Maryland, United States | tedMEDIA/ANN staff

Los jóvenes adventistas ayudaron a despejar el aire en la Plaza Libertad de Novi Sad, donde les pidieron a los transeúntes que cambiaran sus cigarrillos por sandías y otras frutas frescas, en un día cálido de verano.

Benjamin Zihlman y Reimo Butscher, de Suiza, expresaron sorpresa cuando la mayoría de los residentes estuvo dispuesta a cambiar no solo sus cigarrillos encendidos, sino también toda la cajetilla. Otros fueron más allá, ya que expresaron el deseo de dejar de fumar por completo e intercambiaron información con los jóvenes voluntarios.

Zihlman y Butscher planean seguir en contacto con una pareja por medio de Facebook, donde les ofrecerán apoyo constante a sus esfuerzos de dejar el vicio.

El evento comunitario fue una de las seis actividades que llevaron a cabo los jóvenes de Serbia esta semana con motivo del Congreso de Jóvenes Europeos “El poder de uno”. Los jóvenes adventistas también limpiaron la basura junto a las riberas del Danubio, pintaron patios de juegos de escuelas primarias locales y donaron sangre. Otros jóvenes entregaron bolsas con libros de regalo, como por ejemplo “Manos consagradas”, del renombrado neurocirujano adventista Ben Carson.

“Es un privilegio observar cómo nuestros jóvenes llevan ‘El poder de uno’ a las personas por medio del cristianismo práctico y de compartir el evangelio”, dijo Janos Kovacs-Biro, director de evangelismo de la Iglesia Adventista en la División Transeuropea.

Ya de regreso en el Centro Deportivo SPENS, después de ayudar a los transeúntes a confrontar sus adicciones, los jóvenes escucharon un mensaje sobre la tarea de enfrentar sus propias luchas, durante un devocional a cargo el evangelista adventista David Asscherick.

Asscherick le recordó a la audiencia de unos tres mil jóvenes adventistas que crecer en Cristo es “una caminata, no un salto. Lleva tiempo”.

“A muchos se nos ha dicho que la lucha no está bien, pero si en nuestra experiencia cristiana tenemos que luchar, si hallamos que es difícil aprender cómo caminar con Cristo, eso significa que están nadando contra […] las inclinaciones del mundo”, dijo Asscherick, quien añadió que la clave del crecimiento cristiano es “seguir levantándose”.

Matthew Gamble, pastor de la iglesia adventista de Elmshaven, en St. Helena (California, Estados Unidos), desarrolló aún más el mensaje de Asscherick sobre el crecimiento espiritual.

“Algunos creen que necesitan vencer al pecado para ser aceptados por Cristo. Este no es el evangelio. El evangelio de Jesucristo ese este: Tú vas al cielo como resultado de lo que Cristo ha hecho, lo que él aún está haciendo y de lo que seguirá haciendo”.

Asscherick y Gamble estuvieron también a disposición para coordinar algunos de los 17 talleres durante el congreso. En “El estilo de vida misionero”, Asscherick bosquejó la importancia de conservar la salud espiritual y física y de tener una vida centrada en Cristo y enfocada en la misión.

“Este fue un mensaje transformador para mí”, dijo Elycia Martins, de Australia.

Martins no fue el único joven que viajó al continente para el congreso. Dos visitas de Papúa Nueva Guinea sumaron 87 horas de viaje y pasaron por siete países para llegar allí. En el congreso también estuvieron representados 45 países europeos.

Para los líderes de ministerios jóvenes adventistas de Europa, el congreso marcó un hito. En la década de 1990, los líderes de la iglesia trataron en primer lugar de organizar un congreso de jóvenes en Serbia, pero la inestabilidad política de la región frustró sus esfuerzos.

En esta ocasión, se les recordó a los jóvenes cómo una relación con Dios puede traer una estabilidad duradera a sus vidas.

“Si este congreso ha sido una motivación para que los jóvenes encuentren a Cristo o continúen en la misión, creo que ha cumplido su principal objetivo”, dijo Stefan Sigg, director de Ministerios Jóvenes de la Iglesia Adventista en la División Intereuropea.

Regrese a la lista