Noticias

En Japón, la X Conferencia de la APACT busca luchar contra la epidemia del tabaco en Asia

En Japón, la X Conferencia de la APACT busca luchar contra la epidemia del tabaco en Asia

Kyoichi Miyazaki, secretario general de la APACT (centro), en la organización la semana pasada de la décima conferencia del organismo. Miyazaki, que es adventista, sigue adelante con el legado antitabaco de la iglesia por medio de su trabajo con la APACT. [fotografías por cortesía de Kyoichi Miyazaki]

August 29, 2013 | Silver Spring, Maryland, United States | ANN staff

Defensores de la salud pública en la región de Asia-Pacífico quieren que el tabaco quede excluido de los productos incluidos en un acuerdo propuesto de libre comercio.

De lo contrario, el Acuerdo de Asociación Transpacífica podría minar los esfuerzos internacionales de disminuir la publicidad de las tabacaleras, expresó en una declaración del pasado 20 de agosto la Asociación de Asia Pacífico para el Control del Tabaco (APACT).

El llamado se produjo durante la “X Conferencia de la APACT”, que la semana pasada reunió a más de setecientos delegados de cuarenta países en Tokio, entre ellos, varios adventistas. El acuerdo comercial, dijeron los delegados, permitiría que las tabacaleras tuvieran una mayor posibilidad de demandar a los países por prohibiciones a la publicidad y otras medidas de salud pública que buscan restringir la venta de cigarrillos y otros productos de tabaco.

Varias grandes tabacaleras demandaron hace poco al gobierno tailandés por haber incrementado el tamaño de las advertencias gráficas en las cajetillas de cigarrillos del 55 al 85 por ciento.

“La APACT fue organizada para proteger a Asia de la industria tabacalera”, dijo Kyoichi Miyazaki, secretario general de la organización no gubernamental y miembro de la Iglesia Adventista. “Estamos dedicados a continuar ese legado y poner fin a la epidemia del tabaco en Asia”.

En efecto, la APACT fue establecida en 1989 para luchar contra las sanciones comerciales diseñadas para promover la venta libre de productos de tabaco en Corea del Sur, Japón, Tailandia y Taiwán.

Desde entonces, la organización ha trabajado para reducir el flujo de tabaco a los países en desarrollo de Asia al implementar decididos programas de control del tabaco, lo que incluye prohibiciones a fumar cigarrillos, restricción de fumar en lugares públicos y programas abarcadores educacionales y de intervención, dijo Miyazaki.

El doctor David Yen, fundador de la APACT, fue un gran defensor de un mayor control del tabaco en la región, y luchó decididamente a favor de legislación antitabaco, Miyazaki dijo durante unas palabras para honrar al ya fallecido líder.

El doctor Yen incorporó con frecuencia actores y otras celebridades para crear mayor conciencia de los peligros del cigarrillo, entre ellos, de Jackie Chan, que en 2001 actuó en una iniciativa contra el tabaco denominada “Devuélvele los golpes al tabaco”.

Aun así, Asia sigue siendo un desafío para el control del tabaco, dijeron Miyazaki y otros partidarios de la iniciativa. A medida que los países desarrollados endurecen sus restricciones contra el tabaco, las tabacaleras se han enfocado cada vez más en los países en desarrollo, donde enfrentan menor resistencia. Los acuerdos comerciales que clasifican al tabaco como una mercancía legal hacen difícil que los países pequeños luchen contra esas iniciativas.

“El [Acuerdo de Asociación Transpacífica] no reconoce al tabaco como un producto especialmente perjudicial u ofrece un amparo seguro a las naciones para que regulen su consumo con el propósito de reducir su uso”, expresó una declaración dada a conocer la semana pasada por la “Campaña por Niños Libre de Tabaco”. “La industria tabacalera y sus aliados del gobierno usan cada vez más los acuerdos comerciales y de inversión para desafiar las medidas legítimas de control del tabaco”.

Miyazaki concuerda con esto, y destaca que el actual partido político de Japón no favorece el control del tabaco. Pero a pesar de los desafíos, dijo que los defensores “pueden ejercer un gran impacto sobre el gobierno japonés al mostrar cuántos países de Asia se han visto afectados negativamente por la industria tabacalera de Japón”.

La Iglesia Adventista fue un líder temprano en la lucha contra el tabaco. Ya en 1848, Elena White, una de las fundadoras de la denominación, escribió sobre los riesgos para la salud asociados al tabaco. En Asia, la iglesia continúa organizando programas y clínicas para dejar de fumar. Miyazaki, quien antes fue director de Ministerios de Salud de la Iglesia Adventista en Japón, ocupó una función activa en algunos de esos esfuerzos.

El doctor Peter Landless, director de Ministerios de Salud de la Iglesia Adventista mundial, asistió a la conferencia de la APACT y celebró las década de trabajo a favor de la temperancia y en contra del tabaco de Miyazaki en la región.

“Este evento y la función destacada de la Iglesia Adventista en la obra contra el tabaco en esta región de tantos desafíos es una gran noticia”, dijo Landless. “A menudo se nos dice que la iglesia y sus miembros han perdido la visión en este aspecto, pero aquí se demuestra lo contrario”.

Regrese a la lista