Noticias

Misionero adventista canadiense desaparecido es hallado sin vida, afirman informes periodísticos

Share |
Misionero adventista canadiense desaparecido es hallado sin vida, afirman informes periodísticos

Brian Townsend, un misionero adventista canadiense que vivía en la región central de Belice y desapareció el 24 de diciembre de 2013, ha sido hallado sin vida, según afirman informes periodísticos.

Brian Townsend desapareció en Belice en la noche del 24 de diciembre de 2013

January 06, 2014 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | Adventist Review staff

Un misionero adventista desaparecido en Belice durante una semana fue hallado sin vida, según se confirmó el pasado 2 de enero por medios periodísticos. Brian Townsend, un misionero que vivía en la región de Valle de la Paz, en Belice, desapareció en la noche del 24 de diciembre de 2013. Un cuerpo hallado en el país limítrofe de Guatemala ha sido identificado como el de Townsend, que tenía 64 años, según indica un informe de CBC Edmonton.

“Hemos procedido a realizar la identificación formal”, dijo Dinsdale Thompson, Jefe de la Policía de Belice, a CBC en una noticia publicada en su sitio web. “Sabemos con certeza que ha sido un homicidio y estamos investigando en ese sentido, tratando de establecer un motivo, una razón para ese asesinato”. El informe de noticias canadiense dice que la policía de Belice ha identificado a dos sospechosos y que están trabajando con las autoridades de Guatemala en su búsqueda.

El 3 de enero, Mark Johnson, presidente de la Iglesia Adventista en Canadá, expresó en una página de Facebook: “Nuestros pensamientos y oraciones acompañan a la familia de Brian y a las numerosas vidas que alcanzó tanto en Belice como aquí en Canadá. Brian dedicó energías considerables al proyecto de Belice. Lo extrañaremos mucho”.

En la Nochebuena, la cocinera y vecina de Townsend vio que su camioneta pasaba con un colchón y una alfombra enrollada, dejando el lugar. A la mañana siguiente, cuando llegó a trabajar a la casa, descubrió que la camioneta no estaba. Al ingresar a la casa de solo una habitación, descubrió que el lugar había sido saqueado. Afuera, a unos 15 metros de la casa, “había sangre, y dos machetes en un lugar con señales de lucha”, dice Juan Arias, vicepresidente de Valle de Paz, que se hizo presente en la escena del crimen poco después de enterarse de la noticia. Arias también declaró: “Parece que le pidieron que abriera la puerta, cosa que hizo. Porque no había señales de que se forzó la entrada”.

La policía también ha trabajado con el consulado canadiense y con Kory Townsend, el hijo adulto de Townsend, quien viajó desde su casa en Canadá Occidental para colaborar con la búsqueda de su padre.

Townsend se trasladó a Belice desde Canadá para construir la Escuela Secundaria Adventista Valle de Paz, y terminó quedándose después de terminar el proyecto. “Estaba haciendo muchas cosas, tenía un par de proyectos entre manos. Construyó una escuela, y en los últimos años estaba haciendo una escuela vocacional, cosas como jardinería y una carpintería”, dijo Kory Townsend. “Hay pocas personas que pueden hacer realidad su sueño o un objetivo, abrazándolo con el entusiasmo que él tenía”. Kory también reconoció el compromiso de su padre con la fe y la comunidad adventista. “Para él esto era un estilo de vida, no solo un proyecto o una misión, porque él vivía aquí”.

Según Dennis Slusher, presidente de la Iglesia Adventista de Belice, “Townsend llegó a trabajar en la Comunidad de Valle de Paz, ayudando a construir una escuela y una iglesia que ahora tiene unos cincuenta miembros. Se quedó entonces allí después de terminar la construicción, y siguió trabajando para mejorar las condiciones de la comunidad local”.

El 30 de diciembre, Kory Townsend, acompañado por Patricia St. Jean y el Equipo de Desastres y Rescates de Belice, visitó la casa de Townsend en Belice y se unió a los esfuerzos de búsqueda. Mientras estaba en la casa, los vecinos y los miembros adventistas de la localidad siguieron visitándolo y compartiendo lo que Townsend significaba para ellos.

“Brian ha sido un modelo para mí, porque me ha mostrado muchas cosas de la obra misionera”, dijo Miguel Ico, uno de los ancianos locales. “Mediante sus esfuerzos, se ha logrado construir la Escuela Secundaria Adventista Valle de Paz”.

Enrique Depaz fue también beneficiario de la bondad de Townsend. Depaz vivía en la casa de una habitación de Townsend, pero no se encontraba en el lugar cuando Brian desapareció. Enrique lo describe como “un hombre muy positivo, muy inteligente, que siempre le estaba diciendo a otras personas cómo vivir el estilo de vida cristiano”. Depaz recuerda que Townsend era un hombre fuerte que tenía plena confianza en su fe: “Jamás mostró que tenía temor a algo, porque siempre creía en Dios”. Otros le contaron historias similares. Kory Townsend compartió la historia de un vecino que le dijo que su bebé recién nacido había recibido el nombre de Townsend en honor a él.

En la noche del 2 de enero, Ian Townsend, el yernon de Brian y quien organizó los esfuerzos de la familia, escribió en Facebook: “Con profundo dolor informamos que el cuerpo hallado en Guatemala pertenece a Brian Townsend. Queremos que sepan lo mucho que significó para nosotros el apoyo y las oraciones que hemos recibido de parte de todos ustedes”.

informe adicional de Tim Wolfer

Regrese a la lista