Noticias

En Europa, los adventistas piden a las Alianza Dominical que no discrimine

En Europa, los adventistas piden a las Alianza Dominical que no discrimine

Una alianza que promueve el equilibrio en el trabajo en Europa está presionando a los miembros del Parlamento Europeo para que apoyen los domingos libres de actividades laborales en Europa. En la fotografía, una sala de comisión de la Unión Europea en Bruselas (Bélgica). [fotografía: Wikimedia Commons]

El objetivo de promover el equilibrio laboral podría resultar contraproducente para las minorías religiosas, afirman los expertos

February 11, 2014 | Silver Spring, Maryland, Estados Unidos | ANN staff

Una alianza que promueve el equilibrio laboral y la cohesión social en Europa reiteró el mes pasado su llamado para gozar de domingos libres de actividades laborales en una conferencia en Bruselas (Bélgica).

La Alianza Dominical Europea, una coalición de alianzas dominicales nacionales, gremios, organizaciones civiles y comunidades religiosas establecida en 2011, está ganando algo de impulso en el Parlamento Europeo pero sigue preocupando a los defensores de la libertad religiosa.

En la Segunda Conferencia sobre Domingos Libres y Trabajo Decente, la alianza lanzó un compromiso que apuntó a los actuales y futuros miembros del Parlamento Europeo, pidiendo a los legisladores que promuevan una legislación que “respete” el domingo como “día de descanso” y garantice horas justas de trabajo.

“Los domingos libres y la horas decentes de trabajo son de suma importancia para los ciudadanos y trabajadores de Europa”, expresó un documento distribuido por la alianza, añadiendo que la extensión de la semana laboral a “altas horas de la noche, las noches, los feriados bancarios y los domingos” está perjudicando la salud, la seguridad, la familia y la vida privada de los empleados.

La alianza sostiene asimismo que una semana laboral más larga con menos feriados no es la respuesta para los problemas financieros profundamente arraigados de Europa. Por el contrario, la organización favorece la creación de empleos y la competitividad.

“La competitividad necesita de innovación, la innovación necesita de creatividad, y la creatividad necesita de recreación”, expresa el documento.

Más allá de los argumentos económicos, las minorías religiosas de Europa (lo que incluye a los musulmanes, los judíos y los adventistas del séptimo día), están preocupados porque la propuesta podría infringir la libre expresión de las creencias religiosas, a pesar de sus aparentes objetivos bien intencionados de reducir el estrés y el trabajo excesivo.

“Millones de ciudadanos europeos pertenecen a minorías religiosas que podrían verse afectadas por [las] aspiraciones de la Ley Dominical Europea”, dijo Liviu Olteanu, director de Relaciones Públicas y Libertad Religiosa de la Iglesia Adventista en la División Intereuropea (EUD).

En una comunicación del pasado 21 de enero, la EUD apoyó la postura de Hannu Takkula, un finlandés que es miembro del Parlamento Europeo y que se ha pronunciado en contra de los domingos libres. 

“La legislación jamás tiene que discriminar por motivos religiosos. Una ley que establezca el domingo como un día universal libre de actividades laborales haría precisamente eso”, dijo Takkula en una comunicación reciente.

“La libertad de religión y de creencias se encuentra en el centro mismo de los valores europeos […]. La Unión Europea tiene que garantizar los mismos derechos y libertades para que cada uno celebre el día de descanso de sus convicciones”, añadió.

John Graz, director de Relaciones Públicas y Libertad Religiosa de la Iglesia Adventista mundial, dijo que le agradó que Takkula y otros miembros del Parlamento estén tomando una clara postura en contra de los domingos libres.

“Animamos a todos los legisladores de Europa para que protejan los derechos de todas las personas de fe, lo que incluye a aquellos que no observan el domingo como día de descanso”, dijo Graz.

Los adventistas de Europa han cuestionado los efectos de los domingos libres desde que se estableció la Alianza Dominical Europea.

En 2011, Raafat Kamal, director de Relaciones Públicas y Libertad Religiosa de la Iglesia Adventista en el Norte de Europa, dijo que los adventistas “apoyan la idea de que la gente necesita un día de descanso para hallar el equilibrio entre la vida privada y laboral”, pero “al mismo tiempo, queremos asegurarnos de que los que no observan el domingo como el día religioso designado de descanso también serán respetados”.

Ahora, Olteanu está haciendo un llamado directo a los miembros del Parlamento Europeo para que “no interfieran en cuestiones relacionadas con la libertad religiosa y la libertad de conciencia, al proponer o aceptar leyes que afecten la libertad religiosa de las minorías”.

Olteanu animó a los miembros de la Iglesia Adventista de Europa para que oren por la situación y se pongan en contacto con su respectivos candidatos a Miembros del Parlamento para luchar por sus libertades religiosas.

“Deberíamos comprometernos con sabiduría, equilibrio y una actitud positiva para ser embajadores de libertad, esperanza y paz, amando a otras personas pero buscando siempre maneras de promover y defender la libertad religiosa de todas las personas”, dijo Olteanu.

Regrese a la lista