Noticias

Iglesia Adventista lanza “Respire Libremente 2”, un nuevo programa para dejar de fumar

Share |
Iglesia Adventista lanza “Respire Libremente 2”, un nuevo programa para dejar de fumar

Daniel Handysides presentó el pasado 8 de julio el programa “Respire Libremente” 2 en la Conferencia Global sobre Salud y Estilo de Vida en Ginebra (Suiza). [fotografía: Ansel Oliver ANN]

El creador del programa dice que la clave para ayudar a que los fumadores abandonen el hábito son las relaciones personales

July 11, 2014 | Ginebra (Suiza) | Andrew McChesney/Adventist Review

Imagine una zona para fumadores fuera de su iglesia adventista.

El hombre que está sentado en el banco de la iglesia a su lado también estará pensando en la zona para fumadores, porque salió subrepticiamente del templo en medio del sermón.

Unos pocos minutos después regresa, despidiendo un fuerte olor a tabaco.

Usted le sonríe y sigue escuchando el sermón. Y aquí no ha pasado nada.

Este escenario es parte de la visión de Respire Libremente 2, un programa totalmente nuevo para dejar de fumar que la Iglesia Adventista lanzó en una conferencia de salud en Ginebra (Suiza). El programa cifra sus esperanzas de éxito en una combinación de investigaciones científicas, un sitio web de código abierto, y las relaciones personales que desarrollan los participantes al tomar el curso.

Y es totalmente gratuito.

“Es gratuito. Siempre será gratuito”, dijo Daniel Handysides, que pasó tres años desarrollando Respire Libremente 2 y lo probó en los Emiratos Árabes Unidos.

El programa se basa en Respire Libremente, desarrollado por la Iglesia Adventista hace más de dos décadas, y el anterior Plan de Cinco Días para Dejar de Fumar, que fue presentado por primera vez en 1959.

No obstante, usa un enfoque completamente nuevo dado que las actitudes hacia el cigarrillo han cambiado drásticamente en años recientes, dijo Handysides, profesor asistente de salud de la Universidad de Loma Linda. A diferencia de lo que sucedía en décadas pasadas, los fumadores actuales no necesitan que se los convenza de que el tabaco es malo para ellos. No se los puede asustar o llenar de datos para que así decidan dejar de fumar, explicó.

“No se puede hallar un fumador que no sepa que los cigarrillos son causa de cáncer”, dijo en una entrevista el viernes pasado al margen de la conferencia de Ginebra. “Por ello, nuestro modelo basado en conferencias y en que sientan temor no funciona”.

Eso significa que se necesitan hallar nuevos métodos para ayudar a los fumadores, y Respire Libremente 2 está dando un énfasis especial en las relaciones personales. Aunque el programa posee una versión que cada uno puede seguir por su cuenta, anima a los fumadores a que se incorporen a un grupo local donde puedan recibir apoyo emocional y, algo esencial, hacerse de nuevos amigos.

“Si usted fuma y sus amigos también lo hacen, significa que tiene que renunciar a un círculo completo de amigos”, dijo Handysides. “Es una gran pérdida”.

Pueden existir muchas circunstancias que hacen que un fumador que lucha para dejar el hábito decida encender un cigarrillo, pero la presencia de otros fumadores, en especial si son amigos cercanos, constituye una tentación casi irresistible. Nadie quiere perder amigos, por supuesto. Por ello, Respire Libremente 2 invita a los fumadores para que traigan también a sus amigos y para que cultiven nuevas amistades. Los nuevos amigos pueden incluir al coordinador local del programa y a otros integrantes del grupo en el lugar.

Fumar fuera de la iglesia

Mucha gente que deja el hábito alcanza el éxito solo después de siete a diez intentos. De allí que es importante crear un lugar donde puedan fumar fuera de la iglesia”, dijo Handysides.

“Mi objetivo es que cada una de nuestras iglesias alcance el punto donde haya secciones para fumadores fuera del templo”, dijo. “La gente debería sentirse cómoda de venir a la iglesia adventista aunque sean fumadores”.

“No queremos que fumen”, dijo. “Sin embargo, deberíamos aceptarlos allí donde se encuentran ahora, y estar listos para trabajar con ellos de manera que puedan cambiar y disfrutar de un estilo de vida más sano”.

La iglesia a la que asiste Handysides en la Universidad de Loma Linda no posee una zona para fumadores. En efecto, todo el campus es zona libre de humo.

Handysides dijo que entiende que algunas iglesias podrían resistirse a la idea de zonas para fumadores, y su propuesta, en cierto sentido, fue metafórica. “Me refiero más a un cambio de actitud, en el que permitamos que los fumadores se acerquen a la iglesia sin sentirse juzgados”, dijo.

Aunque no es común, hay algunas iglesias que han creado una zona para fumadores. Por ejemplo, la iglesia adventista Hope de Fulton (Maryland, Estados Unidos), ha tenido durante años un cenicero junto a su entrada principal. Un miembro de esa iglesia dijo que jamás vio que alguien la usara desde que se unió a esa congregación hace unos años, pero los líderes de la iglesia la mencionan en el saludo estándar que dan a los que visitan la iglesia por primera vez, que en parte dice: “No queremos que alguien que esté luchando con la adicción a la nicotina sienta que no es bienvenido”.

Cómo comenzó “Respire Libremente 2”

“Respire Libremente 2” surgió cuando la Universidad de Loma Linda le pidió a Handysides que diera clases de “Respire Libremente” en escuelas secundarias militares en Abu Dhabi, uno de los emiratos de Emiratos Árabes Unidos. La universidad hizo esa solicitud a Handysides después de recibir un pedido de parte de una organización no gubernamental, la Comisión Internacional para la Prevención del Alcoholismo y la Drogadependencia.

Handysides escribió a la Asociación General, la sede de la Iglesia Adventista mundial en Silver Spring (Maryland, Estados Unidos), solicitando información sobre materiales para enseñar. Allí descubrió que solo la Asociación General publicaba los materiales, según fuera la demanda. 

En resumen, el programa era “anticuado”, dijo Handysides.

Así fue que con el beneplácito de la Asociación General, él y su esposa Sandra, una enfermera de familia, se pusieron al frente de una nueva edición que se pasó a llamar “Respire Libremente 2”, y probaron los resultados durante 18 meses allí en Abu Dhabi.

Handysides dijo que se espera que el índice de éxito de “Respire Libremente 2” supere ligeramente el cuarenta por ciento que promediaron los dos programas que lo precedieron. Ninguna iniciativa para dejar de fumar alcanza el cincuenta por ciento, explicó.

“Respire Libremente 2” solo apunta a fumadores que poseen un fuerte deseo de dejar el hábito, porque esos los que tienen la mejor posibilidad de alcanzar el éxito, dijo Handysides.

“Queremos que la gente ya esté en una fase de acción”, dijo.

Parte de la ventaja del nuevo programa es que todos los materiales están disponibles en Internet en breathefree2.com. Asimismo, cualquier persona puede descargar, traducir y volver a cargarlos en el sito para que sea usado por otras personas.

Por ahora, el programa está disponible solamente en inglés, pero se ha planificado una traducción al español que estará lista en agosto. Y se ha comenzado a analizar la posibilidad de traducirlo al ruso, polaco y finlandés.

Entre los materiales del sitio web “Respire Libremente 2” hay un mapa del mundo que muestra las ubicaciones y los detalles de contacto de los primeros 34 coordinadores del programa, además de videos que apuntan a fomentar la discusión de grupos y desarrollar nuevas amistades. Los videos están solo en inglés, pero se puede descargar los guiones, permitiendo que grupos de otras lenguas los implementen o los usen de otras maneras, dijo Handysides.

Completar la primera fase del programa lleva ocho días, y esto es seguido de una serie de reuniones en los siguientes días, semanas y meses.

“Lo importante es establecer relaciones sólidas que se extiendan durante el tiempo que lleva dejar el hábito”, dijo Handysides”.

Regrese a la lista