Noticias

Wilson: En las escuelas adventistas no hay lugar para la evolución

Share |
Wilson: En las escuelas adventistas no hay lugar para la evolución

Ted N. C. Wilson, presidente de la Iglesia Adventista, habla en el escenario de la Conferencia sobre Biblia y Ciencia en Las Vegas (Nevada, Estados Unidos), el pasado viernes 15 de agosto. [fotografía: Larry Blackmer]

En la apertura de la Conferencia sobre Biblia y Ciencia, el presidente de la Iglesia Adventista enfatiza la semana literal de la creación

August 18, 2014 | Silver Spring (Maryland, Estados Unidos) | Andrew McChesney, Adventist Review

Ted N. C. Wilson, el presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, afirmó con énfasis que la vida ha existido en la tierra durante tan solo unos pocos miles y no millones de años, en la apertura el viernes pasado de una conferencia para educadores en Utah, y afirmó que los docentes que creen otra cosa no deberían llamarse adventistas o trabajar en las instituciones educativas de la iglesia.

Wilson habló ante una multitud de mayormente docentes en el comienzo de una conferencia internacional de diez días de duración sobre la Biblia y la ciencia en Las Vegas (Nevada, Estados Unidos), durante la sesión de apertura de la conferencia, antes de viajar a St. George (Utah, Estados Unidos). El lugar fue escogido por su fácil acceso a tres sitios geológicos que explorarán los 350 participantes en medio de sesiones sobre arqueología, geología, paleontología y biología.

“Como docentes de los colegios secundarios, superiores y universidades adventistas, y como líderes de la iglesia de Dios […], defendemos con firmeza una creación literal reciente y rechazamos absolutamente la teoría teísta y general de la evolución”, dijo Wilson en su mensaje. “Hago un llamado para que sean campeones de la creación basada en el relato bíblico y reforzada tan explícitamente por el espíritu de profecía”, dijo al referirse a los escritos de Elena G. White, una de las fundadoras de la denominación.

Wilson señaló pasajes bíblicos tales como Génesis 1, 2 y Salmos 33:6, 9, y los escritos de White para rechazar una enseñanza popular de que cada día de la semana bíblica de la creación puede haber durado millones de años, tornando al mundo mucho más viejo que los alrededor de seis mil años que, según los creacionistas, han pasado desde que se formó la tierra.

La popular enseñanza, que combina el relato bíblico con la teoría de la evolución de Darwin, se ha colado dentro de algunas instituciones adventistas en los últimos años y ha motivado, en parte, la decisión de la Iglesia Adventista en 2002 de comenzar a organizar conferencias sobre Biblia y ciencia.

En su mensaje, Wilson citó de los libros Testimonios para los ministros y Obreros evangélicos, de White: “Cuando el Señor declara que hizo el mundo en seis días y descansó en el séptimo, quiere decir el día de 24 horas, que él ha marcado por medio de la salida y la puesta del sol”.

“¿Cuánto más claro debería ser?”, preguntó Wilson.

Wilson dijo que el mismo nombre “adventista del séptimo día” señalaba a una creación literal de seis días, porque tiene poco sentido conmemorar el sábado como el séptimo día si el sábado original hubiera durado por años en lugar de tan solo 24 horas.

“Si una persona no acepta la creación reciente en seis días, entonces esa persona en realidad no es un “adventista del séptimo día”, dado que el sábado se torna totalmente irrelevante tanto histórica como teológicamente, y la mayor parte de nuestras doctrinas bíblicas centradas en Cristo y su voz con autoridad también perderían toda relevancia”, dijo Wilson.

El presidente lanzó una advertencia contra la asociación con científicos, humanistas y “algunos que afirman ser adventistas del séptimo día” que han abrazado una teoría de la creación basada en la evolución.

“No les crean ni participen en esta manipulación de la verdad bíblica respecto de la creación y la conmemoración bíblica de la creación, que es el sábado”, dijo a los participantes de la conferencia. “En esencia, la evolución no es ciencia”.

Wilson dijo que los educadores deberían apoyar el creacionismo de corazón, o “ser honestos” y renunciar.

“Es así de importante para la misión última de Dios”, expresó.

Ed Zinke, un teólogo y empresario adventista, y coorganizador de la conferencia, explicó en una entrevista que las implicaciones de una interpretación errónea de la Biblia podrían llegar a lo profundo y dañar seriamente la relación de una persona con Dios.

“Una comprensión de Dios a partir de las Escrituras hace posible que nosotros tengamos una relación más cercana con el Señor que si tenemos un concepto falso de Dios”, dijo Zinke.

Sus declaraciones fueron un reflejo de los escritos de Elena White sobre Caín y Abel, los primeros niños que según la Biblia nacieron en el planeta. White dijo que tanto Caín como Abel creyeron que con sus sacrificios estaban adorando al mismo Dios, pero que Dios rechazó el sacrificio de Caín porque no estaba adorando al verdadero Dios.

Aunque la conferencia de Utah está arraigada en la Biblia, también se ocupa de la ciencia, e incluirá presentaciones sobre fósiles, formación de las rocas y hallazgos arqueológicos recientes respecto del nombre del rey David, que fue hallado en la entrada a puertas de ciudades, lo que brinda evidencias científicas de que el rey israelita es más que un relato bíblico.

“Hace inclusive cincuenta años, parecía imposible probarlo, pero ahora están hallando de que es posible confiar en la Biblia para guiarnos en los estudios arqueológicos”, dijo Zinke.

Los participantes a la conferencia, que incluyen a representantes de instituciones educativas adventistas de diversas partes del mundo y líderes, científicos y algunos estudiantes doctorales de la iglesia, participarán de tres excursiones para ver de cerca evidencias que apoyan la creencia de que la tierra es relativamente reciente: al Cañón del Río Virgin, una extensa formación ubicada entre St. George (Utah) y Littlefield (Arizona); al Gran Cañon en Arizona; y al Parque Nacional Zion, en Utah, que tiene un cañón de 24 kilómetros que en algunos puntos cae hasta ochocientos metros.

Arthur V. Chadwick, que es geólogo y profesor de la Universidad Adventista Southwestern, dijo que los científicos tienen que apoyarse en la fe más allá de que sean creacionistas o evolucionistas.

“Al evaluar los datos, vemos cosas que para los creacionistas representan problemas, y vemos cosas que representan problemas para los evolucionistas”, expresó por teléfono antes de la conferencia. “Nadie puede afirmar que cree más que el otro porque no es real, sino que se deja abierta la posibilidad de escoger”.

Chadwick ha dedicado toda su carrera a hallar evidencias científicas que apoyan el creacionismo, y ha publicado más de cincuenta artículos de investigación en reconocidas publicaciones científicas. En la conferencia presentará algunos de sus últimos hallazgos.

Zinke, por su parte, dijo que esperaba que los educadores tomen de la conferencia las últimas investigaciones científicas que apoyan el punto de vista de una tierra reciente y las usen para fortalecer su propia fe y la de sus estudiantes.

“Esperamos enriquecer a los docentes, para que estén bien informados en sus clases y entiendan la importancia de transmitir una cosmovisión bíblica a sus estudiantes, ayudándolos a entender el impacto que eso tiene en las diversas disciplinas, incluida la ciencia, y la manera en que esto impacta en sus vidas personales y su compromiso con Dios”, dijo. 

—Lea todo el mensaje de Ted Wilson AQUÍ.

Regrese a la lista