Red de noticias adventistas®

El servicio oficial de noticias de la Iglesia Adventista mundial

Estudio de la ordenación concluye con sugerencias sobre cómo seguir a partir de ahora

El grupo TOSC analizó preguntas hermenéuticas e históricas, y preparó materiales de estudio.

Estudio de la ordenación concluye con sugerencias sobre cómo seguir a partir de ahora

[Fotografía: Karen Porter]

Magnifying Glass View Larger

El grupo TOSC analizó preguntas hermenéuticas e históricas, y preparó materiales de estudio.


Los líderes y los miembros de la Comisión de Estudio sobre la Teología de la Ordenación (TOSC) se preguntaron en voz alta si la cuarta y última sesión de múltiples días produciría un consenso sobre el controvertido tema de la ordenación de las mujeres al ministerio.

Un miembro de la TOSC destacó con melancolía que el miércoles 4 de junio era el día de Pentecostés en el calendario judío. Dijo esperar que se produjera un milagro de unanimidad que pusiera fin al proceso de dos años de estudio, en los que se les pidió a los miembros que escogieran la solución preferida, o la manera de seguir adelante con un tema con el que la iglesia ha luchado durante más de 25 años.

Sin embargo, cuando Artur Stele, presidente de la comisión, anunció los resultados de una encuesta informal al grupo de estudiosos, administradores de la iglesia, pastores y laicos, tres posturas surgieron de los datos, y ninguna de ellas obtuvo una mayoría de los votos recibidos.[1]

Cuarenta miembros de la TOSC identificaron como primera elección la postura de que “Cada entidad responsable de llamar a los pastores sea autorizada a escoger ya sea a ordenar como pastores tan solo a los hombres; o a ordenar como pastores tanto a los hombres como a las mujeres”.

Treinta y dos miembros se mostraron a favor de una propuesta que afirma la “práctica de ordenar/comisionar solo a hombres calificados para el oficio de pastor/ministro en toda la iglesia mundial”.

Una tercera opción fue la primera elección de 22 participantes, y se expresó así: “Cristo es la única cabeza de la iglesia”, destacando que existe un “patrón bíblico de liderazgo masculino, bajo la dirección de Cristo, en el cargo del ministerio ordenado”. No obstante, esta opción también añadió: “Recomendamos que los líderes de la denominación, en el nivel que corresponda, sean autorizados a decidir, sobre la base de principios bíblicos, si tal adaptación [permiso para ordenador tanto a los hombres como a las mujeres] podría ser apropiada para su zona o región”.

Ted N. C. Wilson, presidente de la Asociación General, habló a los miembros de la comisión después de que Stele anunció los resultados de la encuesta. “Al avanzar en este proceso, pido a cada uno que actúe con humildad, no de manera autoritaria o dominante”, instó Wilson. “Deberíamos hacer todas las cosas con el espíritu de Cristo”. 

Wilson también agradeció a los participantes por un voto que tomaron de manera unánime unas horas antes. Los miembros de la TOSC votaron “afirmar que a pesar de las diferencias de opinión sobre el tema de la ordenación de las mujeres, los miembros de la Comisión de Estudio sobre la Teología de la Ordenación están comprometidos con el mensaje y la misión de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, según se expresan en las 28 Creencias Fundamentales”.

“Seremos muy abiertos y justos en la manera de tratar con esta cuestión”, aseguró Wilson a la comisión al esbozar las etapas claves que seguirá la iglesia en los próximos meses.

Varios grupos administrativos en la sede central de la iglesia analizarán el informe escrito del proceso de la TOSC durante las reuniones del 16 al 19 de junio, dijo Wilson, e incluirán el tema en la agenda del Concilio Anual de la denominación que se reunirá en Silver Spring (Maryland, Estados Unidos), entre el 9 y el 14 de octubre. Los líderes de la Asociación General han prometido poner a disposición todos los materiales del reciente proceso de estudio, así como los documentos disponibles, antes del encuentro de los más de trescientos miembros de la Junta Directiva, que decide qué recomendar al congreso quinquenal de la Asociación General, que se llevará a cabo en San Antonio (Texas, Estados Unidos), dentro de trece meses.

Wilson dijo que se harán presentaciones múltiples en los encuentros administrativos planificados para ayudar a que los representantes de la iglesia repasen abiertamente el tema.

“Los resultados de la encuesta de hoy no deberían dictar ningún resultado para la iglesia mundial, pero deberían recibir su peso apropiado”, dijo Geoffrey Mbwana, vicepresidente de la comisión y también de la iglesia mundial. “Nadie debería apresurarse a decir: ‘Esto está sumamente claro’. Todo lo que realmente queda claro a esta altura es que tenemos fuertes diferencias respecto de la ordenación de las mujeres al ministerio”. Los líderes de la TOSC vieron la encuesta como una herramienta de evaluación para determinar si se habían desarrollado posiciones de consenso dentro de la comisión.

La tarea del grupo TOSC era llevar a cabo un estudio y análisis en profundidad del tema de la ordenación, con aportes de las divisiones mundiales de la iglesia: la comisión no fue organizada para representar proporcionalmente a la iglesia mundial. Una evaluación más internacional se producirá en el proceso del Concilio Anual 2014 y el Congreso de la Asociación General 2015, donde los delegados por las provisiones constitutivas y reglamentarias de la iglesia se encargarán de analizar el tema.

Karen Porter, secretaria de la TOSC y secretaria asistente de la iglesia mundial, destacó el valor del estudio.

“Lo que hemos experimentado aquí podría constituir un modelo importante para la iglesia mundial a la hora de analizar otras cuestiones internacionales”, dijo Porter. “Hemos aprendido lecciones de ambas clases, sobre lo que funciona o lo que no, y estamos mejor por haber pasado tantos días y horas escuchando a personas con las que acaso no siempre estamos de acuerdo”.

Al llegar al final de los 24 meses de estudio, Stele también celebró el espíritu de los miembros de la comisión, y señaló que probablemente la cuarta sesión había sido la más positiva, debido a la mayor cantidad de tiempo que se dedicó a trabajar en grupos pequeños y de trabajo en lugar de las presentaciones plenarias.

“Aunque en momentos hemos tenido discusiones difíciles, que presentaron grandes desafíos, hemos cultivado un espíritu de camaradería, un respeto mutuo, durante los últimos dos años”, dijo. “Una gran mayoría de los participantes aprendieron a confiar en los demás y oraron juntos, comieron juntos, y conversaron por los pasillos. Este es el primero proceso de estudio realmente global sobre esta cuestión que se ha intentado. Ha sido realmente gratificante ver y sentir cuánto ha desarrollado este proceso la comprensión mutua y las mejores relaciones”.

Lisa Beardsley-Hardy, directora del departamento de educación de la Iglesia Adventista e integrante de la TOSC, se enfocó en lo que ganó la iglesia a largo plazo a partir de este proceso de estudio. “Uno de los avances más importantes para nosotros como iglesia global y multinacional fue repasar nuestra hermenéutica, y pensar en cómo podemos estudiar las Biblias en las diversas culturas”, le dijo a la Adventist Review. “Esta experiencia nos ayudó a aclarar lo que creemos, y por qué lo creemos, y también a enfocarnos en cómo continuar unidos con nuestra misión”.

Al terminar la sesión del miércoles, Wilson instó a los miembros de la comisión a que sigan teniendo esperanza respecto del resultado final del proceso.

“Acaso aún no veamos dónde nos está llevando el Espíritu respecto de este tema”, dijo. “Pero creemos firmemente que Dios abrirá el camino para que la iglesia pueda cumplir su misión”.


[1]La TOSC estuvo compuesta por 106 miembros.