Red de noticias adventistas®

El servicio oficial de noticias de la Iglesia Adventista mundial

Información básica sobre el Congreso de la AG: Todo sobre los delegados

Entendamos cómo se seleccionan los representantes a la mayor asamblea de la denominación

Información básica sobre el Congreso de la AG: Todo sobre los delegados

Los delegados votan durante la reunión de apertura del Congreso de la Asociación General en el Georgia Dome, el jueves 24 de junio de 2010. En esa sesión, se trató la organización eclesiástica y temas relacionados con la sesión. [fotografía de Josef Kissinger].

Magnifying Glass View Larger

Entendamos cómo se seleccionan los representantes a la mayor asamblea de la denominación


La sede central de la Iglesia Adventista mundial se encuentra sumamente activa con los preparativos para el próximo Congreso de la Asociación General. El 60° encuentro de este tipo en los 152 años de historia de la denominación tendrá lugar en San Antonio (Texas, Estados Unidos), y contará con la presencia de hasta sesenta mil personas provenientes de más de 170 países que se darán cita en el Alamodome.

Aunque en ocasiones se piensa que es como un encuentro general de la feligresía, que se congrega desde diversas partes del mundo para escuchar música y predicaciones a la vez que se conectan con viejos amigos y se hacen de otros nuevos, el centro de este evento es una asamblea de delegados en la que se eligen los líderes de la iglesia mundial, se analizan cuestiones fundamentales y se toman decisiones que gobiernan la manera en que la iglesia piensa seguir adelante para cumplir con su misión.

La asamblea durante el congreso

El primer Congreso Mundial de la Iglesia Adventista fue un encuentro de solo un día llevado a cabo el 20 de mayo de 1863 en Battle Creek (Míchigan), con la presencia de veinte delegados. En esa época, la estructura organizacional de la iglesia era pequeña, y los miembros sumaban solo unos pocos miles, proviniendo en su mayor parte de los Estados Unidos. Sin embargo, a medida que la Iglesia Adventista se fue desarrollando en otros países del mundo, la feligresía también ha crecido. 

Los delegados, que son enviados como representantes oficiales de la iglesia de sus respectivos territorios, se ocupan de tratar los temas de agenda del Congreso de la Asociación General. No obstante, ¿quiénes son estos delegados? ¿Cómo son elegidos? ¿Cuáles son sus responsabilidades en el Congreso de la Asociación General en tanto y en cuanto cumplen con la función asignada?

Las reglas que gobiernan la selección de los delegados están especificadas en la Constitución y los Estatutos de la Asociación General que definen los propósitos y las operaciones de la iglesia mundial y los que gobiernan un Congreso de la Asociación General.

En un intento por liberar la definición de un delegado y la descripción de sus deberes del lenguaje técnico que se encuentra en lo que podría ser una narrativa más bien compleja, este artículo tratará de describir en grandes pinceladas y lenguaje inteligible lo que conforma este organismo funcional.

En términos generales, la estructura de la iglesia puede ser entendida al expresar que los miembros pertenecen a congregaciones. Las congregaciones que están dentro de un territorio geográfico determinado están organizadas en una asociación y misión local o, en algunos casos, en una unión de iglesias. Grupos definidos de asociaciones o misiones locales comprenden una unión asociación o unión misión. Las uniones son los bloques que conforman la Asociación General.

El término “misión” en este contexto de asociaciones o uniones suelen indicar que se encuentran en un estado de desarrollo que aún no ha alcanzado la plena viabilidad y el sostén propio en el área financiera.

Las uniones y divisiones de la Asociación General seleccionan delegados en armonía con los cupos de delegados vigentes y los procesos de selección especificados en los estatutos. Los integrantes de la Junta Directiva de la Asociación General también son delegados al Congreso de la Asociación General.

El número total de delegados de cada división tiene que incluir un mínimo de cincuenta por ciento de miembros laicos, pastores u otros obreros misioneros. De ese cincuenta por ciento, la mayoría tiene que estar compuesta por miembros laicos.

Hay dos tipos de delegados: los delegados ordinarios y los delegados generales. Los delegados ordinarios representan a las unidades miembros de la Asociación General según lo especifican los estatutos.

Los delegados generalese representan a la Asociación General y sus instituciones, así como a las divisiones y sus instituciones.

La delegación completa de un Congreso de la Asociación General está compuesta por lo siguiente:

  1. Cupos de delegados basados en unidades de la estructura organizacional
  2. Cupos de delegados basados en el número de miembros de cada división como porcentaje de la feligresía mundial total, y
  3. Delegados que representan a la Asociación General, sus instituciones y las divisiones y sus instituciones.

¿Quiénes son estos delegados?

He aquí algunos datos interesantes sobre los delegados a este Congreso de la Asociación General:

Delegados ordinarios         1559

Delegados generales           1007

Total de delegados               2566 

Por edad                                

  • Menores de 30           6%
  • 30-39                          10%
  • 40-49                          26%
  • 50-59                          35%
  • 60-69                          19%
  • Mayores de 70            3% 

Por sexo

  • Mujeres                        17%
  • Varones                        83%

Cómo se seleccionan los delegados

Una pregunta que seguramente surge cuando se leen las estadísticas de representación por sexo es por qué el porcentaje de delegadas mujeres es tan pequeño cuando se percibe que las mujeres comprenden la mayoría de los miembros de la iglesia. La respuesta es simple. Aunque se hacen esfuerzos todo el tiempo para garantizar que toda la delegación esté compuesta por delegados de ambos sexos, en el presente, los cargos a partir de los cuales se nombran estos delegados y que generan la mayoría de los delegados al congreso están en manos de hombres. Esto irá cambiando con el tiempo, a medida que más mujeres sean elegidas a puestos de liderazgo y pasen a formar parte de las juntas directivas de las asociaciones y uniones.

Es importante notar que los delegados ordinaries al Congreso de la Asociación General no son seleccionados por la Asociación General en sí, sino que son seleccionados por las uniones y divisiones del campo mundial. Los individuos seleccionados son los representantes de las diversas organizaciones al Congreso de la Asociación General.

Las juntas directivas de la unidad que representan seleccionan a los delegados ordinarios. Si los delegados representan una misión, la junta de la unidad inmediata superior a la que pertenece selecciona a los delegados. Comprenden una combinación de miembros laicos, pastores y docentes, además de administradores de la iglesia.

Su tarea es hacerse presentes en el congreso y estar allí durante la asamblea para debatir, discutir y votar los temas que aparezcan en la agenda. Tienen que ser miembros en regla dentro de la Iglesia Adventista, y a menudo son elegidos debido al interés demostrado y la participación que tienen en la iglesia.

En años recientes la iglesia ha llevado a cabo esfuerzos especiales para incluir a jóvenes, mujeres y obreros misioneros dentro del grupo de delegados.

Cada delegado tiene voz, lo que significa que pueden acercarse al micrófono y hablar sobre el punto de agenda que se está analizando. También tienen voto, lo que significa que pueden votar sobre el punto de agenda en discusión.

Una tercera parte del número total de delegados tiene que estar presente para que la asamblea pueda tener quórum y lleve adelante su labor.

Poco después de que comience oficialmente el congreso, los delegados se reunirán en grupos específicos, uno por cada división y unión adjunta, y un grupo por la Asociación General y los delegados generales que se nombran de manera específica en las disposiciones de los Estatutos y la Junta Directiva. El propósito de estos grupos es elegir miembros de cada uno de los grupos que puedan cumplir funciones en la Comisión de Nombramientos. Los Estatutos definen el número específico de miembros de cada grupo que pueden ser elegidos a la Comisión de Nombramientos.

Los delegados, tanto los ordinarios como los generales, aprueban la agenda del congreso y eligen a los líderes de la iglesia después de recibir informes de parte de la Comisión de Nombramientos.

En próximas entregas de esta serie de artículos, analizaremos los reglamentos que especifican la formación de la comisión de nombramientos, así como sus responsabilidades. Las entregas futuras también compartirán una mirada interna sobre la experiencia de ser nominados al dialogar con un exnominado.

Hay 2566 personas como delegados que han sido designados para llevar adelante la tarea de determinar el liderazgo de la Asociación General y sus divisiones, las creencias fundamentales de la iglesia, las enmiendas al Manual de la Iglesia, y otras cuestiones que puedan ser referidas a la asamblea por parte de la Junta Directiva de la Asociación General. A pesar de ello, la tarea más importante de los delegados, y de la iglesia en general, estará enfocada en los planes y presentaciones que se compartirán referidos a la misión de la iglesia que es la de ensalzar a Cristo, su justicia, los mensajes de los tres ángeles, la misión de evangelización al mundo y su pronta segunda venida. El énfasis espiritual del Congreso de la Asociación General es el aspecto más importante de su obra: la unificación del pueblo de Dios para que cumpla con la misión final que se les ha encomendado.

Los líderes de la Asociación General han invitado a los miembros de todo el mundo a participar en la campaña “Cien días de oración” en los meses previos a la Asociación General. Se nos pide que oremos por el derramamiento del Espíritu Santo durante el Congreso de la Asociación General 2015. Esa es la obra más importante del congreso: humillarnos ante Dios y recibir su poder unificador para cumplir con la misión divina para su iglesia.

Lo invitamos a orar por favor por los delegados en un momento en que se darán cita para cumplir con esta tan importante obra. Es nuestra esperanza que las tareas de la asamblea sean llevadas a cabo con fidelidad, con corazones que estén sinceramente abiertos al Espíritu Santo, oraciones que asciendan al cielo para interceder sin cesar por el pueblo de Dios, mentes que escudriñen con diligencia la Palabra de Dios, y manos que actúen sin descanso con el amor de Dios que nos permita muy pronto ver su rostro.

El lema del Congreso de la Asociación General 2015 expresa: “¡Levántate y resplandece! ¡Jesús viene pronto!” Que este sea el lema del encuentro adventista en San Antonio y también en todo el mundo.