Red de noticias adventistas®

El servicio oficial de noticias de la Iglesia Adventista mundial

ADRA brinda educación a los iraquíes desplazados del Kurdistán

ADRA brinda educación a los iraquíes desplazados del Kurdistán

Los niños participan en el programa de educación informal de ADRA al dibujar y conversar en el Campamento de Desplazados de Baharka. [Fotografía por cortesía de ADRA Internacional]

Magnifying Glass View Larger

La violencia en Irak ha desplazado a al menos tres millones de personas, el cincuenta por ciento de las cuales ha huido a la región controlada por los kurdos en el norte del país, donde se encuentra trabajando la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales.

Durante más de seis meses, ADRA ha estado operando en el Campamento para Desplazados de Baharta, brindando servicios a familias que han huido de las luchas en Irak. Los programas de ADRA se enfocan en la educación informal, la protección y la recuperación de los medios de subsistencia para las familias más vulnerables del campamento.

Por medio de los programas de ADRA, docentes voluntarios están ofreciendo educación informal a los niños pequeños con materiales de la UNICEF, al tiempo que cumplen con los principios establecidos por el Gobierno Regional del Kurdistán en Irak.

“Durante las vacaciones escolares y el mes de ayuno, ADRA es en este momento la única organización no gubernamental dedicada a brindar educación informal a los niños de 4 a 5 años en el Campamento de Desplazados de Baharta”, dijo Leyn Gantare, director de ADRA Kurdistán.

La agencia también está brindando una comida nutritiva a cada niño que asiste al programa, y organizando actividades recreativas para cuatrocientos niños. Las actividades recreativas de los niños incluyen eventos deportivos, concursos de dibujo, la música y diversos juegos, entre otras.

“Esta clase de actividades permiten que los niños se expresen y sigan conectados socialmente con otros niños”, dijo Gantare. “Las actividades apuntan especialmente a las niñas y a niños con discapacidades”.

La UNICEF, que es social de ADRA, está brindando las tiendas para la educación y espacios especiales para los niños que les permitan estar ocupados en algo seguro y constructivo.

Para incrementar la resiliencia de la población desplazada, ADRA está ofreciendo pequeñas subvenciones que permiten que las familias comiencen sus propios emprendimientos. Movilizadores comunitarios y consejeros sociales de ADRA están realizando seguimientos continuos con los dueños de los emprendimientos, además de brindarles capacitación sobre el dinero y la gestión de emprendimientos. La agencia ha estado ofreciendo asimismo clases de kurdo, además de ayudar a los adultos y niños para se integren a las comunidades locales.

Los programas de ADRA en Kurdistán también incluyen campañas de concientización tanto para los iraquíes desplazados como para los kurdos del lugar sobre higiene, los peligros del matrimonio infantil, la educación de los niños, las buenas relaciones y la cooperación comunitarias, y la inclusión de personas con discapacidades, entre otros temas.

La Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales es el brazo humanitario de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Su trabajo capacita a las comunidades y transforma vidas en diversas partes del mundo al brindar un desarrollo comunitario sostenido y asistencia en situaciones de catástrofe. Si desea más información, visiteADRA.org.