Red de noticias adventistas®

El servicio oficial de noticias de la Iglesia Adventista mundial

Se destaca el poder de la religión para la paz, a pesar de su uso contradictorio

En el 17° Encuentro Anual de Expertos en Libertad Religiosa, los estudiosos analizan el poder destructivo y al mismo tiempo sanador de la fe en la sociedad.

Se destaca el poder de la religión para la paz, a pesar de su uso contradictorio

[Fotografía de Barry Bussey]

Magnifying Glass View Larger

En el 17° Encuentro Anual de Expertos en Libertad Religiosa, los estudiosos analizan el poder destructivo y al mismo tiempo sanador de la fe en la sociedad.


La verdadera religión está compuesta de fe y combinada con elementos de perdón y reconciliación, no una fuerza divisiva que fomenta la tensión y la violencia en la sociedad cuando muchos creen, declaró un grupo de estudiosos, abogados y defensores de la libertad religiosa en un importante foro organizado por el grupo fundado por la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

El 17° Encuentro Anual de Expertos, organizado por la Asociación Internacional de Libertad Religiosa, reunió a unos veinte académicos en la Escuela de Leyes de la Universidad Pepperdine en Malibú (California, Estados Unidos), para analizar el papel de la religión en los conflictos globales actuales, y para enfocarse en maneras en que la fe puede, por el contrario, ser una fuerza poderosa para la paz y la resolución de los conflictos.

“Necesitamos usar una fe que esté afirmada en el perdón y la reconciliación”, dijo Robert A. Seiple, un exembajador general de los Estados Unidos para cuestiones de libertad religiosa, quien es el presidente de la IRLA. “Necesitamos conocer nuestra propia religión y, de la misma manera, necesitamos entender la religión de nuestro prójimo y respetarla”.

Seiple, que dio la primera de diez presentaciones durante los cuatro días de reuniones la semana pasada, se concentró en su experiencia de primera mano con el horroroso genocidio de Ruanda en 1994. Describió su visita al país después de los episodios de violencia, y el momento cuando estuvo sobre un puente que cruzaba sobre un río atascado por cuerpos en descomposición.

Uno de los aspectos más alarmantes del genocidio de Ruanda, dijo él es que se produjo en un país “cristianizado”. Un 85 por ciento de la población total se identificaba como cristiana.

A pesar de este colosal fracaso de parte de las iglesias en 1994, desde entonces los valores religiosos han jugado un papel esencial para la reconstrucción de la estabilidad social, dijo Steiple. A medida que los ruandeses recuperaron su país, han mostrado al mundo el poder del perdón. Seiple destacó que muchos criminales del genocidio hoy están viviendo al lado de sus víctimas.

Cada presentación durante el Encuentro de Expertos se basó de una u otra manera en dos preguntas claves: “¿Cómo podemos hacer para vivir con nuestras más profundas diferencias?”; y: “¿Qué podemos hacer para que lo mejor que tiene la religión supere al pésimo registro de guerras religiosas, limpiezas étnicas religiosas, y genocidios fomentados por la discriminación religiosa?”

Aunque el foro examinó esos interrogantes desde una perspectiva erudita, las cuestiones que motivan la obra de la reunión de estudiosos están lejos de ser abstractas, dijo Ganoune Diop, secretario general de la IRLA.

“Demasiadas personas sufren la discriminación, la persecución o aun el martirio o el genocidio debido a sus diferencias religiosas”, dijo Diop.

Unos 5500 millones de personas (el 77 por ciento de la población mundial), viven en países con “un elevado o muy elevado nivel de restricciones a la religión”, según un estudio del Foro Pew dado a conocer hace unos meses.

El encuentro congregó un panel diverso de estudiosos que representan a universidades y organizaciones de siete países. Entre los presentadores estuvieron David Little, profesor emérito de la Escuela de Teología de Harvard; Brian Cox, vicepresidente principal del Centro Internacional para la Religión y la Diplomacia; Cole Durham, presidente del Consorcio Internacional de Estudios Legales y Religiosos de la Universidad Al Akhawayn, en Ifrane (Marruecos); y Amal Idrissi, profesor de leyes de la Universidad de Moulay Ismael en Meknes (Marruecos).

En las últimas dos décadas, el Encuentro de Expertos ha buscado reunir a algunos de los estudiosos y profesionales más destacados en el campo de la libertad religiosa para hacer un seguimiento de las tendencias legales y sociológicas. Los trabajos presentados en las reuniones anuales son publicados, y han producido una cantidad significativa de recursos académicos y prácticos. Los trabajos del Encuentro de Expertos de este año serán publicados en la edición 2015 de Fides et Libertas, que la IRLA pondrá a disposición antes de fin de año. Usted puede ponerse en contacto con la organización por medio de su sitio web, irla.org, o de su página de Facebook, facebook.com/IRLA.HQ.

La IRLA fue establecida por la Iglesia Adventista en 1893, y es la organización de libertad religiosa más antigua del mundo. Promueve la libertad religiosa de todas las personas, sin importar cuál sea su denominación, y posee el estatus de una organización no gubernamental en las Naciones Unidas. Junto con el Encuentro de Expertos anual, la IRLA patrocina festivales y foros regionales de libertad religiosa, y cada cinco años organiza un congreso mundial, que atrae a un conjunto internacional de estudiosos, profesionales del área legal, funcionarios de gobierno y defensores de los derechos humanos.