Red de noticias adventistas®

El servicio oficial de noticias de la Iglesia Adventista mundial

En Kazajistán, adventista sentenciado a trabajos forzados por profesar su fe

Los líderes de la iglesia piden al país que respete el compromiso de garantizar la libertad religiosa de todos sus ciudadanos

En Kazajistán, adventista sentenciado a trabajos forzados por profesar su fe

Los líderes de la iglesia piden al país que respete el compromiso de garantizar la libertad religiosa de todos sus ciudadanos


Yklas Kabduakasov, que es miembro de la Iglesia Adventista, fue sentenciado hace poco a cumplir dos años de trabajos forzados por "incitación al odio religioso". Kabduakasov fue acusado de efectuar comentarios incendiarios durante sus clases con estudiantes de la universidad de la capital, una acusación que Kabduakasov ha negado vez tras vez.

El 22 de diciembre, un juez del Juzgado de la Ciudad decidió reabrir el caso y escuchar evidencias de audio y video contra Kabduakasov, y el fiscal pidió una sentencia más dura. Meses antes, Kabduakasov había sido sentenciado por el Juzgado Distrital de Esilskij a siete años de libertad restringida en su hogar, aunque se solicitó a la Corte de Apelaciones que revisara la sentencia para que, en lugar de restringir su libertad, lo sentenciaran a pasar un período en la cárcel.

Ganoune Diop, director de Asuntos Públicos y Libertad Religiosa de la Iglesia Adventista mundial, expresó su preocupación por la acusación y condena, destacando que "los adventistas experimentan restricciones a la libertad religiosa entendida como el derecho de profesar, practicar y propagar la fe propia sin que se le impida hacerlo".

Diop siguió diciendo que "anima a las autoridades de Kazajistán a que vivan de acuerdo con sus compromisos con los tratados, pactos y convenciones internacionales, y que por ello garanticen que todos sus ciudadanos tengan libertad religiosa o de creencia".

Dwayne Leslie, director asociado de Asuntos Públicos y Libertad Religiosa de la Iglesia Adventista mundial, añadió: "Estamos viendo niveles cada vez mayores de restricciones contra las minorías religiosas en muchos países del mundo, y nos preocupa cuando las personas de fe no pueden seguir su conciencia según les parezca apropiado".

La abogada de Kabduakasov, Shaldykova Gulmira, dijo que ella no está de acuerdo con la decisión de la corte, y que considera que el veredicto es "demasiado duro". Gulmira dijo que su intención es analizar el tema con Kabduakasov y que recomienda presentar una apelación.

Michael Kaminsky, presidente de la Iglesia Adventista en la División Euroasiática dijo en una comunicación electrónica que "estamos unidos en oración por nuestro hermano y su familia", y agregó: "Por favor, ayuden a nuestra familia de la iglesia a unirse en oración por su libertad".