Noticias

El peor ciclón de la historia de Fiyi causa cortes de luz, agua y comunicaciones

Share |
[Photo courtesy of NASA]

El país queda a oscuras después del paso del Ciclón Winston.

February 22, 2016 | Suva, Fiyi | Braden Blyde, ADRA Nueva Zelandia

Veinticuatro horas después de que el Ciclón Winston azotó a Fiyi, aún no se conocen todos los datos de la destrucción que produjo.

La energía eléctrica, el agua, las comunicaciones, los caminos y la infraestructura en general siguen cortados en muchas partes del país, lo que incluye las regiones más afectadas por esa tormenta de Categoría 5. El número oficial de fallecidos suma por el momento cinco personas.

“De lo que conozco, este es el peor ciclón que azotó alguna vez a Fiyi”, dijo Iliapi Tuai, director de la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales de Fiyi. “Fue realmente grande. Y fue una noche de mucho temor. Aún no hay energía eléctrica o agua

“Sin energía eléctrica, no podemos bombear agua. Sin energía eléctrica, no hay comunicación con las zonas más remotas y las islas más alejadas. Ese es el gran problema en este momento”.

La situación podría ser mucho peor en las regiones septentrionales de Viti Levu, y puede que por día no conozcamos todos los detalles.

Como las comunicaciones están caídas, el gobierno está llevando a cabo evaluaciones en el lugar, algo difícil de realizar por la caída de torres de energía eléctrica y árboles.

Rutas claves siguen cerradas desde Nadi hasta Lautoka en el norte y en la costa septentrional de Viti Levu hasta Rakiraki. Los caminos al sur, desde Nadi a Singatoka, también permanecen cerrados.

“Estamos trabajando en estrecha colaboración con el gobierno, para garantizar de distribuir la ayuda donde más se necesita y con tanta rapidez como sea posible”, dijo Tuai.

“Parece ser que los embarcaderos de algunas zonas más alejadas también han sido destruidos. Esto dificulta la posibilidad de llegar y evaluar el impacto allí”.

Se ha confirmado que el embarcadero de Savusavu, el principal pueblo en la isla de Vanua Levu, ha sido destruido.

El acceso al agua potable y los servicios sanitarios, refugio y alimento acaso son las necesidades actuales más acuciantes en este momento. Los destructivos vientos y la inundación generalizada también acaso produzcan faltante de alimentos en los próximos meses.

Antes de la llegada del ciclón, se establecieron 750 centros de evacuación, lo que incluyó escuelas e iglesias adventistas a lo largo y a lo ancho del país. No se sabe cuántas personas aún permanecen allí, o que daños pueden haberse producido.

Sin energía eléctrica, acceder al combustible almacenado también podría ser difícil, obstaculizando potencialmente los esfuerzos asistenciales de los próximos días.

El servicio de MET de Fiyi sigue observando de cerca el recorrido del Ciclón Winston, dado que algunos temen que podría regresar y pasar de nuevo por esa nación insular.

Back to list