Red de noticias adventistas®

El servicio oficial de noticias de la Iglesia Adventista mundial

En Haití, ADRA brinda asistencia y artículos a cientos aún afectados por el Huracán Matthew

Decenas de miles de personas de Roche-à-Bateau buscan restaurar sus hogares y medios de vida que fueron destruidos durante la catástrofe.

En Haití, ADRA brinda asistencia y artículos a cientos aún afectados por el Huracán Matthew

El proyecto de respuesta de ADRA asistirá a unas 1730 familias del distrito municipal de Roche-à-Bateau. [Fotografía: Libna Stevens]

Decenas de miles de personas de Roche-à-Bateau buscan restaurar sus hogares y medios de vida que fueron destruidos durante la catástrofe.


La Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales en Haití distribuyó hace poco unidades de purificación de agua y paquetes de alimentos a las familias desplazadas aún afectadas por el Huracán Matthew, que azotó esa nación insular en octubre pasado.

El Huracán Matthew pasó por la península sur de Haití el 3 de octubre, y permaneció durante casi 36 horas con vientos de más de 200 kilómetros por hora, lo que causó aludes de barro, inundaciones y el colapso de puentes y caminos.

La distribución marcó el comienzo de un proyecto de respuesta de ADRA que asistirá a unas 1730 familias del distrito municipal de Roche-à-Bateau, además de brindar asistencia a más de tres mil familias de los departamentos del Sur y Grande-Anse en la península sur de Haití durante las próximas semanas, dijo Fritz Bissereth, Director de ADRA Haití.

“Hoy, doscientas de las familias más necesitadas recibieron una unidad de purificación Sawyer, y tres cajas de 108 paquetes de arroz rico en nutrientes y vitaminas, provenientes de ‘Stop Hunger Now’, una organización no gubernamental”, dijo Bissereth. Bissereth dijo que hay familias que aún necesitan con urgencia una casa, alimento y esperanza, y ADRA está haciendo lo que puede para brindarles ayuda.

Más de quinientas personas ya estaban aguardando en la fila desde temprano en la mañana, en espera de la distribución de ADRA el pasado 22 de febrero de 2017, en terrenos de la Iglesia Católica St. Michel, en <em>Roche</em><em>-</em>à-Bateau. Las doscientas que sostenían pequeñas notas rosadas permanecieron en una línea apretada bajo el sol costeño de la tarde para escuchar instrucciones sobre cómo usar la unidad de purificación de agua para prevenir el cólera en sus hogares y comunidades.

Antojean Claude, un granjero de 26 años y padre de un hijo de 2 años, aguardó durante horas para recibir la mercancía. “Mi casa fue destruida y perdí todo lo que tenía”, dijo Claude. Claude fue uno de los muchos granjeros que perdió todas sus cosechas cuando el huracán arrasó y arrancó de raíz las plantaciones en Roche-à-Bateau y las comunidades cercanas.

“Estamos esperando las lluvias, para sembrar maíz, porotos frijoles y yuca que podamos vender para sustentar a mi familia”, explicó Claude. Entretanto, está agradecido por el arroz y la ayuda que ADRA está brindando al pueblo donde vive.

La alcaldesa de Roche-à-Bateau Luvana Beaubrun agradeció a ADRA y sus voluntarios por el compromiso de brindar asistencia a su distrito. Beaubrun es uno de los tres alcaldes que supervisa los refugios con funcionarios locales para coordinar los esfuerzos asistenciales con ADRA en el distrito. Ella también, al igual que las 23 mil personas que viven en Roche-à-Bateau, se vio afectada por el huracán.

“Mi casa fue destruida por completo, y tuve que alojarme en un refugio durante un tiempo, de manera que simpatizo con todas las familias sin techo que están aquí”, dijo Beaubrun. Beaubrun dijo que jamás había visto una catástrofe así en la península sur.

La última tormenta severa que azotó a Haití fue en 1963, según el Centro Meteorológico Nacional.

“Estamos tan agradecidos por la ayuda continua que ADRA estará brindando a nuestra gente aquí en las próximas semanas y meses”, dijo.

En las próximas semanas y meses, ADRA Haití hará una decena más de entregas como la de ese día, dijo Enock Bertrand, coordinador de ADRA Haití en la sede la región sur, que se encuentra a 46 kilómetros al este de Roche-à-Bateau, en Les Cayes.

Bertrand se siente feliz de ser parte de la tarea de transmitir esperanza por medio del trabajo que ADRA está llevando a cabo en la península sur. “Hemos estado llevando a cabo muchas actividades aquí en Roche-à-Bateau porque nuestro interés es no solo brindar asistencia sino darles las herramientas para reconstruir sus vidas después del azote de una catástrofe semejante”, dijo Bertrand.

Un proyecto de ese tipo en Roche-à-Bateau ha implicado ayudar a los locales que fueron seleccionados del grupo de personas desplazadas para que ayuden a los que viven en sus comunidades, dijo Bertrand. Funciona por medio de una selección de una persona de la comunidad como el proveedor de artículos de higiene personal y otros suministros que se necesiten, dijo Bertrand.

“Cada víctima [o cabeza de familia] del Huracán Matthew recibe un cupón y lleva ese cupón a su proveedor más cercano para recibir en forma gratuita ciertos artículos que su familia necesita”, dijo Bertrand. Ese proveedor guarda todos los cupones como prueba de sus servicios y distribución de los artículos de ADRA y recibe un pago por la tarea. “El proyecto está ayudando a que los miembros de la comunidad se conozcan mejor y participen un poco de la reconstrucción”, dijo Bertrand.

Altagrace Fleurgein es una de las proveedoras designadas en Roche-à-Bateau. Fleurgein estudia el segundo año de enfermería, y que perdió todo cuando el huracán destruyó la casa de su madre sola donde Fleurgein vivía con sus seis hermanos. Perdió todo el inventario de su negocio de cosméticos que le ayudaba a pagar los estudios de enfermería. Ahora, como proveedora de ADRA en su pueblo, ha logrado continuar pagando la escuela de enfermería y recuperar su negocio.

“Quiero que esta comunidad vuelva a ponerse de pie, para que podamos avanzar y mejorar”, dijo Fleurgein.

Mejorar la vida de las personas ocupa el centro mismo de la misión de ADRA, gracias a sus programas de desarrollo y respuesta a emergencias en las comunidades afectadas, dijo Bissereth.

ADRA Haití ha logrado continuar con esa respuesta gracias a socios que han aportado los fondos para ayudar a las familias desplazadas, dijo Bissereth.

Hubo un proyecto de respuesta inicial cofinanciado por ADRA Interamérica y ADRA Internacional por 100 mil dólares, que brindó cuatrocientos paquetes de alimentos y de artículos de higiene personal, e incluyó una unidad de purificación en cuatro comunas, o comunidades asignadas por el gobierno en Arniquet, Maniche, Roche-à-Bateau y Torbeck, según Bissereth.

“El proyecto de respuesta de la red también contribuyó a reconstruir o reparar quinientas casas destruidas o dañadas por Matthew en las cuatro comunas, recapitalizar a doce comerciantes locales para que brindaran materiales de construcción a quinientas personas, lo que incluyó paquetes de artículos para refugios con toldos, mientras aguardaban por las casas”, dijo Bissereth.

Bissereth también informó que la Secretaría Exterior de Alemania financió el proyecto WASH, que enseña higiene y distribuye paquetes que contienen unidades de purificación de agua Sawyer a familias de Roche-à-Bateau.

ADRA Haití también está supervisando la reconstrucción de doce casas permanentes en los devastados distritos de Léon y Jérémie, con fondos de Secours Adventiste de Martinica.

Aún hay desafíos para llegar a muchos más que se han visto afectados por el Huracán Matthew, dijo Bissereth, pero “ADRA continúa trabajando duro para marcar una diferencia”.

Para saber más sobre la obra de ADRA Haití, visite la página de Facebook: www.facebook.com/adrahaiti

 

Si desea más información sobre ADRA y sus programas de desarrollo, visite adra.org.