Red de noticias adventistas®

El servicio oficial de noticias de la Iglesia Adventista mundial

Más de mil personas reciben atención médica gratuita en las iglesias adventistas de Camboya

El equipo médico de Loma Linda trata a pacientes durante cinco días en el país.

Más de mil personas reciben atención médica gratuita en las iglesias adventistas de Camboya

[fotografía por cortesía de la División de Asia-Pacífico Sur]

Magnifying Glass View Larger

El equipo médico de Loma Linda trata a pacientes durante cinco días en el país.


Como parte de un plan comunitario abarcador, los adventistas de la iglesia adventista de Battambang en el noroeste de Camboya ofrecieron atención médica gratuita a más de mil personas durante cinco días, en sociedad con un equipo médico de Loma Linda, ubicado en el estado de California (Estados Unidos).

Siete médicos, dos enfermeras y cuatro estudiantes de medicina, junto con líderes de la iglesia local, establecieron una clínica principal en la iglesia de Battambang desde el 29 de mayo al 2 de junio. Aunque esperaban un buen número de pacientes, inicialmente se vieron abrumados por la multitud del primer día. La respuesta de la comunidad fue tan buena que no pudieron acomodar a todos los que necesitaban atención médica, y tuvieron que despedir a algunas personas sin tratarlas.

Los organizadores originalmente querían abrir clínicas en zonas rurales cercanas a Battambang. Sin embargo, para el primer día, el gobierno todavía no les había dado el permiso necesario. Por ello, la gente atestó la clínica principal en la iglesia. Para algunos, fue su primera oportunidad de recibir atención médica profesional.

El grupo adventista solicitó una reunión especial de oración, pidiendo que Dios les permitiera abrir las clínicas rurales. Al día siguiente, se alegraron de saber que la aprobación que tanto habían esperado había llegado. Entonces, abrieron rápidamente las clínicas rurales en pequeñas iglesias adventistas, y una escuela para enseñar inglés.

Al igual que la clínica en la iglesia principal, las clínicas rurales estuvieron atestadas. Cada mañana, cuando los profesionales llegaban, había largas filas de gente. El último día, el número de pacientes casi se duplicó.

“Solo por la gracia de Dios los médicos pudieron tratar a tantos pacientes”, dijo M. C. Shin, que es misionero en el noroeste de Camboya. “En ese día, llovió torrencialmente y la entrada de la iglesia se inundó. Eso no detuvo a los pacientes o a los médicos.

Ante semejante impacto en la comunidad, Shin y otros líderes adventistas sueñan con operar una clínica en el Centro Urbano de Influencia de Battambang, que espera ser inaugurado pronto. Esperan ofrecer una clínica móvil, pero aún necesitan un médico voluntario o una enfermera que esté dispuesta a trabajar en esa zona mayormente budista.

Mientras aguardan que voluntarios interesados en la misión se unan a ellos, los feligreses visitan a los enfermos y reúnen su información de contacto para notificar a la clínica una vez que abra. “Nuestra oración y objetivo es brindar no solo salud espiritual sino también física—una ayuda tangible a nuestras comunidades […] para compartir el amor de Cristo”, dijo Shin.

A pesar del impresionante número de personas tratadas y los recursos compartidos, Shin se apresura a recordar quién tiene que recibir el crédito de todo lo que hacen. “Alabamos a Dios por todas las preciosas personas que pudimos tocar. Dios no envió recursos para ayudar a los pobres y necesitados, sino que Jesús mismo descendió para tocar y sanar a los enfermos”, dijo. “Esta semana, en la que tocamos—algunos en forma vicaria—a los enfermos y necesitados, fuimos atraídos hacia Cristo, y vimos a Cristo en los ojos de los enfermos y los pobres. Por ello, siempre estamos agradecidos a nuestro Salvador por el don del amor. Fue realmente un privilegio ser parte de esta obra”.

El Centro Urbano de Influencia de Battambang es parte del plan estratégico conjunto de la Misión Adventista de Camboya y de la División de Asia Pacífico Sur de servir al pueblo de Camboya de maneras prácticas.