Red de noticias adventistas®

El servicio oficial de noticias de la Iglesia Adventista mundial

Adventistas entre los grupos humanitarios que brindan ayuda a los refugiados rohinyás

A medida que crece el número de refugiados, ADRA está brindando ayuda urgente durante las crisis humanitarias.

A medida que crece el número de refugiados, ADRA está brindando ayuda urgente durante las crisis humanitarias.


Bangladés, un país asolado por las inundaciones, sigue generando titulares en todo el mundo, y los adventistas son parte de esa historia continuada. Desde mayo, el país ha experimentado lo que los funcionarios de gobierno consideran es la peor inundación en cuarenta años. Contra ese marco de lluvias e inundaciones continuadas, la crisis de los rohinyás de Birmania ahora ha llegado hasta Bangladés.

La Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) se encuentra entre los grupos humanitarios de Bangladés, ayudando no solo a las víctimas de la inundación sino también al influjo de refugiados rohinyás. Informes de noticias regionales indican que más de cuatro mil rohinyás han muerto como resultado de una nueva irrupción de la violencia en el estado de Rakáin en Birmania desde el pasado 25 de agosto. Los rohinyás, considerados el pueblo más perseguido del mundo, son un grupo étnico indoario sin patria, la mayoría de los cuales son musulmanes. Más del noventa por ciento de las personas de Birmania es budista.

Antes del 25 de agosto, se estima que había unos 197 mil rohinyás reconocidos como refugiados en Bangladés. Desde entonces, más de 436 mil rohinyás han buscado refugio en la vecina Bangladés. Muchos son mujeres y niños heridos durante la violencia.

“La mayoría ha caminado por días desde sus aldeas, escondiéndose en selvas, cruzando montañas y ríos con lo que pudieron salvar de sus hogares”, destaca Landerson Santana, director de ADRA Bangladés. “Están hambrientos, débiles y enfermos. Es una catástrofe humanitaria”, añade.

El Grupo de Coordinación Intersector (ISCG) supervisa la coordinación de los esfuerzos asistenciales entre los grupos humanitarios de Bangladés. Estima que un total de 1,2 millones de personas se encuentran afectadas en grado diverso por la crisis de los rohinyás.

Casi dos tercios de la ayuda que se necesita con urgencia y que solicitó a la comunidad internacional sigue sin conseguirse. En promedio, los refugiados están consumiendo una comida al día, y cuentan con instalaciones limitadas de agua, servicios sanitarios y refugio, según el Informe Situacional de ADRA Bangladés del 21 de septiembre. Todas estas cuestiones son de suma importancia en los campamentos de refugiados. Otra preocupación es la necesidad emergente de apoyo psicosociológico, en especial para los niños afectados.

La respuesta inicial de ADRA Bangladés incluye un proyecto de distribución colaborativa de alimentos y elementos de refugio a 3600 familias rohinyás que se encuentran actualmente en Cox’s Bazaar. Según Santana, las canastas de alimentos tendrán cuarenta kilos de alimentos secos, que incluyen arroz, lentejas, sal y azúcar y dos litros de aceite. La distribución habría comenzado el 26 de septiembre, o cuando se reciba el permiso de la oficina de la Organización No Gubernamental (ONG), y continuará todos los meses durante un total de tres meses. Se están desarrollando proyectos futuros, pero estos dependerán de la financiación disponible.

 

Aunque el ISCG indica que los cruces en la frontera han disminuido desde el 18 de septiembre, recién ahora se están comenzando a ver el alcance real de las necesidades de los refugiados y el impacto de la situación actual tanto en los refugiados como en los residentes. Si desea más información, visite ADRA.org o adra.org/emergency-donation.