Red de noticias adventistas®

El servicio oficial de noticias de la Iglesia Adventista mundial

En la República Dominicana, Guías Maestros rescatan decenas de personas de la inundación durante el Huracán María

ADRA República también distribuye artículos de higiene personal y cupones de alimentos a las familias afectadas.

ADRA República también distribuye artículos de higiene personal y cupones de alimentos a las familias afectadas.


Cuando las lluvias torrenciales y los vientos del Huracán María azotaron la costa oriental de la República Dominicana el 21 de septiembre de 2017, un grupo de Guías Mayores de dos iglesias adventistas de Hato Mayor se pusieron a rescatar a decenas de personas, incluidos a niños y ancianos.

“Pasamos por una experiencia terrible”, dijo Luis Ismael Berroa, un Guía Maestro de la iglesia adventista El Renacer de Hato Mayor. Más de cien personas ya se habían refugiado en la iglesia, pero cuando las aguas comenzaron a llenar el templo, tuvieron que trepar las paredes y las cercas para ponerse a salvo.

Junto con su primo Sicleidi Nolasco y otros Guías Maestros, Berroa ayudó a transportar a otras familias en medio de la creciente. “El agua nos llegaba al pecho y la corriente comenzó a arrastrarnos”, dijo.

“Nos tomamos de la mano y avanzamos por las calles, alejándonos de las corrientes fuertes”, dijo Berroa. “Vimos muchos que estaban por ahogarse, pero nos tomamos de los brazos con ellos y los fuimos arrastrando hasta un lugar seguro”.

El lugar seguro fue la iglesia adventista El Amor, a unos doscientos metros de distancia. La iglesia ya estaba brindando refugio a más de trescientas personas.

“Dios realmente nos salvó y nos usó para ayudar a otros”, dijo Berroa. Otro grupo de Guías Maestros de la iglesia adventista El Amor también rescató a decenas de personas.

“Estos jóvenes son héroes reales”, dijo el pastor Silvestre González, presidente de la Iglesia Adventista en la Asociación Dominicana Oriental, que visitó Hato Mayor el sábado. “Fueron los únicos en venir a rescatar la comunidad durante los momentos de crisis”.

El departamento de bomberos y el personal de servicio militar no lograron llegar a tiempo al pueblo, dijo Berroa.

Unas sesenta personas fueron rescatadas por esos Guías Maestros y miembros de iglesia, según González.

Unas 120 familias adventistas se han visto afectadas por la inundación en las comunidades de Hatoo Mayor, El Seibo, Miches, Punta Cana y algunas otras, según González. Son parte de las veinte mil personas afectadas en esos pueblos, explicó.

La Asociación Dominicana Oriental, con sede en San Pedro de Macorís, se convirtió en un centro de donación donde los miembros de iglesia de toda la ciudad trajeron alimentos, ropas y aun colchones, dijo González. Se despacharon cuatro camiones llenos de alimentos, agua, prendas de vestir, sábanas y colchones para las comunidades necesitadas.

“Nuestros miembros perdieron todo y lo poco que les queda está mojado y lleno de barro”, dijo González. “Queríamos que tuvieran ropas y sábanas secas para dormir mejor esta noche”.

La Iglesia Adventista también se unió a World Vision para ofrecer desayuno y cena a quinientas personas en El Seibo gracias a una cocina móvil que les brindó Defensa Civil, dijo González.

La vecina Asociación del Sudeste Dominicano está reuniendo artículos para ayudar a los que están sufriendo en la costa oriental, añadió.

“He visitado y orado con los miembros de iglesia”, dijo González. “Están afectados, pero comparten tantos testimonios de la protección de Dios en medio de la tormenta”. Aún hay muchos miembros que necesitan una cama y alimento, añadió.

El pastor Cesario Acevedo, presidente de la Iglesia Adventista en la República Dominicana, dijo que la iglesia ha trabajado con la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) después de que el azote de las tormentas ha producido grandes inundaciones en la región nororiental desde ya hace varios meses. Como resultado de las tormentas, esto ha presentado una oportunidad y “muchas de esas comunidades ahora cuentan con presencia adventista”, añadió.

“Los huracanes Irma y María han producido la mayor parte de las inundaciones y los daños este año, pero la iglesia y sus miembros seguirán ayudando a los afectados por esos desastres naturales”, dijo Acevedo.

ADRA República Dominicana

ADRA República Dominicana entregó 350 juegos de artículos de higiene personal a familias de Miches, dijo Luis Miguel Acevedo, director de ADRA República Dominicana. Los juegos incluyen un cubo de veinte libros, agua, un mosquitero, jabón, blanqueador o lejía, papel higiénico y cepillos de dientes, entre otros artículos, dijo Acevedo.

“Nuestra red de miembros de iglesia que son voluntarios comprometidos ha estado trabajando duro para reunir todos estos juegos para beneficiar a muchas familias necesitadas”, dijo Acevedo.

Unos 350 juegos adicionales de artículos de higiene personal serán distribuidos en Miches, Hato Mayor y El Seibo esta semana.

Asimismo, se han distribuido cupones de comida a unas 261 familias en las comunidades del noreste afectadas por el Huracán Irma, que azotó la isla hace un par de semanas, dijo Acevedo. “Estamos pensando en extender el programa porque las familias se han visto afectadas dos veces por los Huracanes Irma y María”.

Por más información sobre lo que está haciendo la iglesia en la Asociación Dominicana Oriental, entre AQUÍ.

 

Por más sobre lo que está haciendo ADRA República Dominicana, visite su página de Facebook AQUÍ